El Gobierno y las CCAA descartan modificar el plan de Semana Santa para adelantar el toque de queda

El Gobierno y las comunidades autónomas han decidido este miércoles en el seno del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud mantener el documento de restricciones para Semana Santa y no aplicar ninguna nueva medida sobre los horarios del toque de queda ni de cierre de actividad no esencial, según han informado fuentes de la reunión.

A lo largo de la jornada de este miércoles, distintas informaciones aseguraban que la ministra de Sanidad, Carolina Darias, se habría puesto en contacto con algunos consejeros de Salud de distintas comunidades autónomas para sondear la posibilidad de adelantar el toque de queda a las 20.00 horas en Semana Santa.

Sin embargo, en el Consejo Interterritorial de esta tarde no se ha acordado incluir ninguna nueva medida sobre horarios en lo referido al toque de queda y a la actividad no esencial. El documento que se acordó hace unas semanas establecía las 23.00 como la hora límite para el toque de queda y el cierre perimetral de las comunidades en estas fechas.

La propia Darias ha asegurado que no se ha tratado ese punto en la reunión, en la que sí se ha planteado cómo hacer efectiva, con la colaboración del Ministerio del Interior, la declaración de actuaciones coordinadas para Semana Santa acordada entre Sanidad y las comunidades. De hecho, en la reunión de este miércoles ha estado presente el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, que ha señalado a las autonomías la necesidad de controlar las medidas que se desprenden de este documento compartido de actuaciones en la Semana Santa.

Además, ha habido varias CCAA que han pedido un control exhaustivo de las fronteras tras las críticas al Gobierno por permitir el turismo extranjero pero no la movilidad entre distintas autonomías. Aquí, Marlaska ha defendido el control que ya existe en los aeropuertos.

Las restricciones aprobadas hace dos semanas son un "acuerdo de mínimos", ha insistido Darias, con lo que las comunidades que lo consideren en función de su situación epidemiológica pueden endurecerlas, como ya están haciendo varias. No obstante, Darias también ha insistido en que los datos epidemiológicos conocidos este miércoles muestran un "posible cambio de tendencia" y que hay un repunte claro en diez comunidades autónomas.

Los datos del Ministerio indican que la pandemia continúa al alza con una ligera subida de tres décimas en la incidencia acumulada hasta los 132,2 casos y con 320 fallecidos en las últimas 24 horas, 19 más que los contabilizados el martes. Además, el número de camas de cuidados intensivos ocupadas por pacientes con coronavirus sigue siendo "muy alto", en torno al 20 %, que en algunos territorios supera el 30 %.

"Tenemos que revertir esta tendencia, lo digo claramente", ha advertido la ministra, de lo contrario, se incrementarán los casos, y semanas después, las hospitalizaciones y fallecimientos por COVID, con lo que estamos "ante un momento clave, decisivo en el que demos extremar todas las medidas de control".

Además, ha hecho hincapié en la circulación de las variantes, que en el caso de la británica prevalece en la mitad del país y es mayoritaria en muchas zonas. En este sentido, Darias ha recordado que el Gobierno ha prorrogado las restricciones de los vuelos con Brasil y Sudáfrica y ha impuesto cuarentenas obligatorias a los pasajeros procedentes de Perú o Colombia, entre otros muchos.

Por otra parte, la ministra ha comentado que este jueves se reunirá la Comisión de Salud Pública para abordar la actualización del documento de actuaciones de respuesta coordinada para hacer frente a la pandemia por COVID-19 del pasado mes de octubre, aunque puede que no se llegue este jueves a una decisión y que sigan trabajando en él los próximos días. Se trata del documento con las actuaciones de respuesta conjuntas en función de distintos niveles de alerta de las comunidades autónomas.