El PP de Madrid revisa si Cantó cumple con la ley electoral regional para ser incluido en la lista de Ayuso

El exdiputado de Cs debería estar en el censo madrileño para ser elegible

El fichaje del exportavoz de Ciudadanos en las Cortes valencianas Toni Cantó ha creado diferencias entre la dirección nacional de Pablo Casado, que lo anunció, y el equipo de la presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso, que aún busca el encaje del exdirigente naranja en su proyecto.

El desembarco de Cantó en la lista de Ayuso en calidad de independiente fue hecho público el jueves por la noche desde Génova, y en el entorno de la presidenta no dieron por cerrado su puesto en la candidatura, unas reservas que continúan este jueves. De fondo, la pugna por quién marca el paso en la campaña para el 4-M y la situación censal de Cantó, que debería estar en el censo madrileño para ser elegible, algo que en el PP madrileño se está estudiando.

El silencio aún este jueves por parte de Díaz Ayuso y su equipo para porque el PP madrileño se encuentra aún revisando si el exdiputado de Cs cumple con los requisitos que marcan la ley electoral nacional, la regional y el estatuto de autonomía de la Comunidad de Madrid.  Aunque hasta hace menos de diez días Cantó era portavoz en las Cortes Valencianas, podría formar parte de la lista de Ayuso si no figura en el censo, ya cerrado, según señala la ley electoral madrileña.

Según el artículo 2.2, para poder ejercitar el derecho al voto es "indispensable la inscripción en el Censo Electoral vigente", pero el artículo 4.2 añade que "los que aspiren a ser proclamados candidatos y no figuren incluidos en las listas del Censo Electoral vigente, referido al territorio de la Comunidad de Madrid, podrán serlo siempre que con la solicitud acrediten de modo fehaciente que reúnen todas las condiciones exigidas para ello".