La Fiscalía pide al Supremo que confirme la condena a Isa Serra

La diputada en la Asamblea madrileña podría no concurrir en ninguna lista electoral en caso de que la sentencia sea firme antes del 4 de mayo

La Fiscalía ha pedido al Supremo que confirme la condena de un año y siete meses de prisión a la diputada de Unidas Podemos en la Asamblea de Madrid Isa Serra, por los delitos de atentado a la autoridad, lesiones leves y daños a raíz del intento de frenar un desahucio en el barrio de Lavapiés en 2014.

En el escrito, que adelanta La Razón, el Ministerio Público impugna el recurso de la defensa contra la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Madrid que, al margen de la pena de prisión, impuso una multa de 2.400 euros que se suman a los 5.250 euros de indemnización a los dos agentes heridos y los 19 meses de inhabilitación para "el derecho al sufragio pasivo".

De hecho, en caso de que la sentencia se ratifique antes de los próximas elecciones autonómicas del 4 de mayo, Isa Serra no podría concurrir en ninguna lista electoral, pero en cambio si podría hacerlo siempre que la resolución del Supremo fuera posterior.

El TSJM la condenó a 19 meses de prisión por un delito de atentado en concurso ideal con otro de lesiones leve y daños, al que aplicó la atenuante de dilaciones indebidas, aunque en principio la condena no implicaría el ingreso en la cárcel, por unos hechos que sucedieron antes de que Serra obtuviera un escaño en la Asamblea.

En su recurso, la defensa alega que "no había existido una valoración racional de la prueba de cargo" y "cuanto menos, existía una duda razonable acerca de la autoría de los hechos".

Y añade que el tribunal "había asumido la versión de los funcionarios policiales pese a su vaguedad e imprecisión" y que la resolución incluía que Serra "había propinado empujones a los agentes pese a que ningún agente manifestó en el plenario ese dato", sino que al contrario, los vídeos y fotos "mostraban que la actitud de la acusada había sido pacífica, incluso tímida, y algo miedosa".

Sin embargo, la Fiscalía avala la tesis del TSJM al defender que las declaraciones de los agentes "habían sido precisas, claras y contundentes, sin atisbo de duda o reserva".

Al respecto, recuerda que "cinco de los agentes reconocieron sin lugar a dudas a la acusada y manifestaron que la misma, que era de las que llevaba la voz cantante, les insultó -con especial escarnio a las mujeres policías- y les lanzó objetos" además de dirigirse a ellas con "especial inquina".

Por tanto, "frente a esas contundentes afirmaciones, realizadas por unos agentes de la ley, las incompletas declaraciones de los testigos de la defensa o las seleccionadas fotografías de los hechos aportadas no sirven para cuestionar la decisión adoptada".

A ello, añade que "consta que la acusada se integró en los grupos que acosaban a los agentes de policía y que ella personalmente dio empujones y lanzó objetos contundentes", lo que acredita su participación en los hechos.