Turquía y Egipto inician contactos diplomáticos tras 7 años sin relaciones

El conflicto arrancó tras el golpe de Al Sisi que depuso el Gobierno egipcio de los Hermanos Musulmanes, apoyados por Ankara

Turquía anunció este viernes que ha iniciado contactos diplomáticos para normalizar relaciones con Egipto, rotas desde noviembre de 2013 cuando ambos retiraron a sus embajadores después del golpe de Estado de Abdelfatah al Sisi que depuso el Gobierno egipcio de los Hermanos Musulmanes, apoyados por Ankara. "Nuestros contactos con Egipto han comenzado a nivel diplomático", aseguró este viernes el ministro de Exteriores de Turquía, Mevlut Cavusoglu, antes de iniciar una visita oficial a Catar.

Pese a que el presidente turco, el islamista Recep Tayyip Erdogan, ha condenado repetidamente el golpe de Estado de Al Sisi y reiterado que no se sentaría con él en una mesa de negociación, lo dos países llevaban semanas lanzando señales sobre una mejora de las relaciones, incluido un acuerdo de delimitación marítima.

Hace dos semanas Çavusoglu confirmó una información de la prensa griega que aseguraba que Egipto reconocerá la zona económica exclusiva (ZEE) marítima delimitada por Turquía, y que ha creado tensiones con Grecia y la Unión Europea. Sin embargo las autoridades egipcias no han confirmado ni desmentido ese posible acurdo.

El portavoz de la Presidencia turca, Ibrahim Kalin, señaló recientemente que Egipto es el "corazón del mundo árabe" y mostró la voluntad de Ankara de cooperar en el Mediterráneo Oriental, Libia y Palestina. Turquía y Egipto rebajaron sus relaciones al mínimo en 2013, meses después del golpe de Estado de Al Sisi que depuso el Gobierno de Mohamed Morsi, miembro de los Hermanos Musulmanes, organización apoyada por Erdogan.

En 2014, Egipto canceló una importante línea marítima para camiones que facilitaba las exportaciones turcas a la Península Arábiga, al tiempo que políticos exiliados cercanos a los Hermanos Musulmanes formaron un "Parlamento en el exilio" en Estambul.

Turquía y Egipto han apoyado a bandos distintos en la guerra civil de Libia. Además, Ankara apoyó a Catar frente al embargo al que le sometieron durante meses varios países árabes dirigidos por Arabia Saudí y entre los que se contaba también El Cairo.