La mayoría de mutaciones del coronavirus se pierden durante la transmisión

Un análisis de la Universidad de Oxford sobre la diversidad del genoma del SARS-CoV-2 en más de 1.000 personas en Reino Unido sugiere que si surgen mutaciones virales pueden transmitirse en algunos casos, pero rara vez persisten en transmisiones posteriores.

"Nuestras observaciones indican que es probable que la aparición dentro del huésped de mutaciones que escapan a la vacuna y al tratamiento sea relativamente rara, al menos durante la infección temprana, cuando las cargas virales son altas", explican los autores en un artículo publicado en la revista 'Science'.

Sin embargo, dado que se identificaron mutaciones que pueden escapar a terapias como los anticuerpos, incluso en muestras de mayor carga viral, los autores alientan a continuar con el monitoreo y la vigilancia, en particular a medida que se extienden las vacunas, que ejercen "presión" sobre los virus para adaptarse.

Hasta la fecha, la mayoría de los análisis de las mutaciones del SARS-CoV-2 se han centrado en las mutaciones observadas en individuos que representan las variantes dominantes. Sin embargo, también surgen nuevas mutaciones en los individuos infectados, y el conocimiento de toda la diversidad subyacente de los virus en los huéspedes humanos (con qué frecuencia surgen y si se transmiten) es importante para entender la adaptación viral y los patrones de propagación.

Para caracterizar mejor la diversidad en huéspedes humanos individuales, estos investigadores utilizaron un método de secuenciación de ARN para analizar 1.390 genomas del SARS-CoV-2 procedentes de 1.313 hisopos nasofaríngeos tomados en su mayoría de pacientes sintomáticos de Reino Unido que habían enfermado entre marzo y junio de 2020 (la primera oleada mundial de la infección).

Los autores observaron solo una o dos variantes en la mayoría de los individuos, pero unos pocos pacientes portaban muchas variantes. La mayoría de ellas se perdieron en el punto de transmisión, aunque un pequeño número inició la transmisión en curso y una mayor diseminación.

Además, hubo muy pocos casos de transmisión del virus entre hogares en los genomas estudiados. Estos resultados sugieren que, durante las primeras etapas de la infección, rara vez surgen y se transmiten las mutaciones que pueden aumentar las posibilidades del virus de escapar a las terapias.

Aun así, los autores identificaron variantes que pueden dar ventaja al virus, incluso en muestras de alta carga viral. Esto indica que las variantes que se producen de forma natural tendrían la oportunidad de propagarse a medida que aumenta la presión de selección de la población por el despliegue de la vacuna.