Si Podemos no apoya la investidura de Illa en Cataluña Sánchez podría romper con Iglesias

Sánchez espera que Podem apoye la candidatura de Illa y del PSC a la Generalitat pero los socios de Iglesias prefieren a Aragonés y a ERC

El presidente Sánchez y el vicepresidente Iglesias llevan ya mucho tiempo sin reunirse en La Moncloa a solas, y todo apunta a que no se verán hasta que se despeje la incógnita de lo que pase con el nuevo gobierno catalán. Porque Podemos ha tenido la osadía de proponer un gobierno bipartito de ERC y Podem presidido por Pere Aragonés y dejando fuera del Govern al PSC y a Salvador Illa que fue el que ganó las elecciones del 14-F.

Esta acritud de Podemos en Cataluña indigna a Sánchez, Illa y al PSC y puede convertirse en la gota que derrame el vaso de la paciencia de Pedro Sánchez frente a los constantes desafíos y desavenencias de Iglesias y de sus ministros en el seno del Gobierno de coalición.

Enfrentamientos entre los que se incluyen los ataques permanentes de los líderes de Podemos a La Corona, rompiendo la promesa de ‘lealtad en las cuestiones de Estado’ que Iglesias había hecho a Sánchez en el Parlamento. Y a la que se unen constantes discrepancias en materia económica y social a propósito de los alquileres, el SMI, la Ley Trans y pronto también sobre las reformas laboral y de las pensiones.

Lo que ha creado enfrentamientos y tensiones continuas entre los ministros del PSOE y los de Podemos, que conviven en un ambiente enrarecido y que también discrepan ahora sobre el modo de celebración del 8-M feminista en Madrid y en otras ciudades de España.

Sobre todo porque los ministros de Podemos no dudan en llevar ante los medios de comunicación las discrepancias. Y especialmente porque en fecha reciente el número dos de Podemos y portavoz en el Congreso Pablo Echenique dio su apoyo a las manifestaciones violentas de Barcelona en apoyo del rapero Hasel. Un apoyo a través de un infame tuit de Echenique que ahora está siendo investigado por la fiscalía. Y que coloca a Podemos, con el silencio cómplice de Iglesias, fuera del marco legal y del Estado de Derecho.

Pero siendo todo ello bastante grave para Pedro Sánchez sería todavía mucho peor el que Podemos, su socio de Gobierno, traicionara al PSC en Cataluña y no sólo no apoyará la investidura de Salvador Illa de presidente de la Generalitat, sino que además apoyará (o se abstuviera) para favorecer la presidencia de Aragonés incluso llegando Podemos a unirse al tripartito separatista de ERC, JxC y CUP.

El que según fuentes próximas a Aragonés está a punto de acordarse para ser anunciado el próximo viernes en Barcelona. Y todo ello mientras un Illa desolado y maltratado por Podem insiste en presentarse a la investidura a ver qué pasa, es decir a ver qué hace Podemos con el PSC.

RELACIONADO