Malaria, dengue, sarampión... las otras epidemias mortales que el COVID ha eclipsado

Son enfermedades invisibilizadas por el impacto del nuevo coronavirus y que castigan el Sur global de forma habitual y frenan su desarrollo

Malaria, dengue, sarampión, tuberculosis o cólera son epidemias que matan cada año a millones de personas en todo el mundo y que han quedado eclipsadas por el Covid, aunque sus efectos repuntarán cuando acabe el coronavirus, han denunciado el microbiólogo y epidemiólogo Xavier Vallès y el director del Hospital de Gambo (Etiopía), Iñaki Alegría.

Los dos médicos han participado esta semana en un acto virtual titulado Epidemias olvidadas, organizado por Justicia y Paz, Cristianismo y Justicia, Manos Unidas, Cáritas Diocesana de Barcelona y el Grupo de Juristas Roda Ventura, con el apoyo del Ayuntamiento de Barcelona.

Los dos facultativos han lamentado que otras pandemias que no afectan al primer mundo "han quedado invisibilizadas por el impacto que ha tenido la pandemia de covid-19 sobre la atención mediática y financiera".

"Hay otras epidemias que afectan a millones de personas en todo el mundo, pero que no reciben la atención política ni mediática necesaria", coincidieron en denunciar.

"Estas enfermedades castigan el Sur global de forma habitual y frenan su desarrollo, ya que no se movilizan los recursos necesarios para conseguir su control y erradicación. Un verdadero compromiso mundial con el derecho a la vida y la salud pide multiplicar los esfuerzos para hacer frente a estas enfermedades", indicó Vallès, que trabaja como asistente técnico del Fondo Mundial de Lucha contra el SIDA, la tuberculosis y la malaria.

Según el epidemiólogo, "más allá de dar cifras de muertos, al final las estadísticas acaban siendo preguntas anónimas, no nos dicen nada si no ponemos luz, si no ponemos rostro a las personas que significan aquellas estadísticas, que terminan sin sentido cuando se habla de cientos de miles o incluso millones de muertos".

Vallès también remarcó: "podemos tener todas las vacunas y medicamentos que queramos, hemos reducido muchísimo la movilidad y mortalidad de la malaria, de la tuberculosis no mucho, del VIH-Sida muchísimo, del sarampión, de la lepra, pero todo esto no ha sido básicamente por un desarrollo biomédico masivo".

"Ha sido, sobre todo, gracias a que ha habido una extensión cada vez más eficiente de un sistema sanitario y de una priorización de poner las personas en su centro que han permitido el acceso a todas estas medicaciones y estrategias de control y prevención", explicó el microbiólogo, que colabora en el Hospital Germans Trias i Pujol como asesor para la covid-19.

Vallès resaltó que "esto es una reflexión muy importante porque si sólo hacemos una reflexión biomédica, olvidaremos que en cualquier momento que haya una crisis de tipo económico, social, política, climática que provoque cualquier crisis, encontraremos una regresión inmediata de todos estos marcadores, todas estas enfermedades volverán a rebrotar".

Los dos médicos resaltaron que esta epidemia de covid ha puesto de relieve la vulnerabilidad generalizada y "el modelo poco resiliente que tiene la sociedad" y que, según ellos, debe mejorarse para tener "una sociedad más fuerte".

"Debido a la crisis económica que se espera que vendrá después de la pandemia de COVID, esperamos un repunte de todas estas enfermedades ahora eclipsadas, tanto a nivel de incidencia como a nivel de mortalidad asociada porque habrá, estará en juego y se pondrá en jaque el sistema sanitario por falta de recursos", ha afirmado Vallès.

Según los dos facultativos, "lo que realmente nos puede salvar o proteger será establecer sistemas de salud resilientes, sistemas sociales de protección social que disminuyan la vulnerabilidad a las enfermedades (por ejemplo el VIH-Sida) y también una concepción de la salud como un bien".

"Un sistema en el que la buena voluntad, la visión que pone a las personas en su centro, pueda hacer sociedades o pueda hacer un mundo más resiliente a las epidemias que necesariamente irán viniendo, y sobre todo más resistente, que no haya regresiones respecto a los progresos que se han hecho", concluyó Vallès.

Alegría, que describió el panorama de la precaria sanidad en Etiopía, advirtió que el país africano, que ha tenido menos contagios y muertes por covid que en los países europeos, no tiene acceso a la vacuna. "De momento nadie se ha vacunado de covid allá", dijo.

También denunció la "injusticia sistémica internacional" que la mayoría de países africanos sufren "fruto de la implantación del neoliberalismo y del adelgazamiento de un sistema público sanitario".