Investigadores crean unas lentillas con nanocompuestos de oro para el control del daltonismo

Un equipo de investigadores internacional ha desarrollado unas lentes de contacto con nanopartículas de oro que consiguen crear una visión de los colores que ayuda a los daltónicos a tener una visión más real de los objetos.

Para hacer las lentes de contacto, investigadores del departamento de Ingeniería Mecánica de Universidad Khalifa en Abu Dhabi (Emiratos Árabes Unidos) y del departamento de Ingeniería Química del Imperial College London en Londres (Reino Unido), mezclaron uniformemente nanopartículas de oro en un polímero de hidrogel, produciendo geles teñidos de rosa que filtraban la luz dentro de los 520-580 nm, las longitudes de onda donde el rojo y el verde se superponen.

Las lentes de contacto más efectivas fueron aquellas con nanopartículas de oro de 40 nm de ancho, porque en las pruebas, estas partículas no se agruparon ni filtraron más color del necesario. Además, estas lentes tenían propiedades de retención de agua similares a las comerciales y no eran tóxicas para las células que crecían en placas de Petri en el laboratorio.

Finalmente, los investigadores compararon directamente su nuevo material con dos pares de anteojos polarizados disponibles comercialmente y con sus lentes de contacto teñidos de color rosa intenso previamente desarrollados. Las lentes de nanocompuestos de oro fueron más selectivas en las longitudes de onda que bloquearon que las gafas.

Las nuevas lentillas coincidían con el rango de longitud de onda de los lentes de contacto teñidos, lo que sugiere que los nanocompuestos dorados serían adecuados para personas con problemas de color rojo-verde sin los posibles problemas de seguridad. Los investigadores dicen que el siguiente paso es realizar ensayos clínicos con pacientes humanos para evaluar la comodidad.

Algunas personas con daltonismo ven todo de esta manera, aunque la mayoría no puede ver colores específicos. Las gafas polarizadas pueden ayudar, pero no se pueden usarse para corregir la visión borrosa. Y las lentillas teñidas actualmente en desarrollo para la afección son potencialmente dañinos e inestables.

Este nuevo prototipo, según explican en 'ACS Nano', usa nanocompuestos de oro que no son tóxicos y se han utilizado durante siglos para producir "vidrio de arándano" debido a la forma en que dispersan la luz. Prototipos anteriores de lentes teñidas de rosa intenso mejoraron la percepción del color rojo-verde en los ensayos clínicos, pero el tinte generó preocupaciones sobre su seguridad.