Andalucía y Galicia reprochan a Sanidad su "deslealtad" por filtrar las medidas de Semana Santa antes de su debate

Algunas comunidades autónomas gobernadas por el Partido Popular, como es el caso de Andalucía y Galicia, han cargado este viernes contra la "deslealtad" que, a su juicio, ha llevado a cabo el Ministerio de Sanidad filtrando las medidas para Semana Santa antes de debatirlo el próximo miércoles en el seno del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud.

Este órgano entre CCAA y el Ministerio de Sanidad no alcanzó el pasado miércoles un acuerdo para unificar las restricciones de cara a la Semana Santa y emplazaron a la Comisión de Salud Pública, en la que también están representadas las autonomías, a elaborar una propuesta en este sentido que sería objeto de debate en la próxima reunión del Interterritorial.

Sin embargo, Galicia y Andalucía se quejan de que el Ministerio de Sanidad ha filtrado estas medidas sin escuchar las alegaciones que tienen que hacer las autonomías a través de este foro.

En el caso concreto de Galicia, la Xunta ha confirmado que ha presentado ya una queja formal por el plan de medidas de Semana Santa, una publicación que ha tachado de "desleal institucionalmente", ya que "Sanidad no ha escuchado las alegaciones que las comunidades autónomas tenían derecho a hacer". "No es lógico que el Ministerio de Sanidad de por hecho algo para lo que las comunidades no han dado su conformidad. No puede hablar por todos, cuando solo habla por el mismo. Nuestra opinión no ha sido escuchada", ha criticado el vicepresidente de la Xunta.

Por otra parte, el consejero de Salud de Andalucía, Jesús Aguirre, ha reprochado al Gobierno central la "deslealtad" al hacer publico en la tarde de este pasado jueves el documento de trabajo sobre nuevas medidas a nivel nacional antes de pasar por el órgano que tiene la capacidad de aprobarlo. "Se reunieron los grupos de trabajo de salud público, pero es un documento no vinculante que tiene que pasar por el Consejo interterritorial de Salud. Lo dieron por hecho sin pasar por el órgano que tiene la capacidad de autorizarlo", ha asegurado.

Además, aunque la Comunidad de Madrid no ha informado de una queja formal al Ministerio de Sanidad, la presidenta de la región, Isabel Díaz Ayuso, se ha mostrado muy crítica con esta propuesta de medidas para la Semana Santa que pasan por cerrar los territorios perimetralmente y adelantar el toque de queda a las 22.00 horas. "No puede ser que el mismo Gobierno que convocó elecciones en Cataluña con peores datos, ahora cierre así España estando mucho mejor", censuraba Ayuso en un mensaje en su perfil de Twitter.