Revuelo político por la vacunación de las infantas Elena y Cristina durante su viaje a Emiratos Árabes

Las hermanas de Felipe VI han hecho publico un comunicado para explicar que lo hicieron "con el objeto de tener un pasaporte sanitario" para visitar a su padre

La noticia de la vacunación de las infantas Elena y Cristina no ha hecho otra cosa que avivar las voces a favor y contra de la cuestionada monarquía. Tal y como señalaba este martes El Confidencial, ambas habrían recibido la esperada vacuna en Emiratos Árabes Unidos, aprovechando un viaje para visitar a su padre Juan Carlos I, donde reside desde el pasado mes de agosto. Varios miembros del Gobierno, entre ellos, el vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, y el de Política Territorial, Miquel Iceta, han criticado este miércoles que las infantas Elena y Cristina se hayan vacunado.

Las hermanas de Felipe VI han salido al paso tras el debate para dar su versión mediante un comunicado que ha remitido a varios medios de comunicación. Ambas afirman que lo hicieron para disponer de un pasaporte sanitario y poder visitar así a su padre. "Ante las informaciones publicadas en la prensa sobre la vacunación de que he sido objeto, quiero efectuar la siguiente aclaración. Tanto mi hermana como yo hemos acudido a visitar a nuestro padre y, con el objeto de tener un pasaporte sanitario que nos permitiera hacerlo regularmente, se nos ofreció la posibilidad de vacunarnos, a lo que accedimos. De no ser por esta circunstancia habríamos accedido al turno de vacunación en España, cuando nos hubiera correspondido".

Según El Confidencial, las hijas de Juan Carlos I viajaron a Emiratos en la segunda semana de febrero y volvieron tras ponerse la vacuna contra la covid, al igual que el propio Rey emérito y el exdirector del CNI Félix Sanz Roldán, quien hizo un viaje la pasada Navidad.

Además de Iglesias e Iceta, la ministra de Igualdad, Irene Montero, y la de Trabajo, Yolanda Díaz, ambas de Unidas Podemos, se han sumado a las críticas contra las hermanas de Felipe VI junto a otros dirigentes de la formación morada, que han aprovechado este asunto para redoblar sus ataques a la Corona.

Iglesias no ha tardado en pronunciarse para considerar que "escándalos" de los integrantes de la monarquía española como la vacunación de las infantas o las actuaciones del rey emérito, empujan el debate en España hacia "un horizonte republicano". En su intervención telemática en una reunión del Grupo de la Izquierda del Parlamento Europeo, el vicepresidente ha asegurado que la sociedad española "no acepta" que miembros de la casa real se vacunen en Abu Dabi cuando "hay muchos ciudadanos que están disciplinadamente a la cola para cuando tengan la disponibilidad" de recibir la inyección. Iglesias ha añadido que España "será mejor cuando haya una república en España aunque esto moleste a sectores mediáticos y del Estado profundo".

Frente a las críticas de los ministros y de los partidos de izquierda, el alcalde de Madrid y portavoz nacional del PP, José Luis Martínez-Almeida, ha opinado que la inmunización de las infantas es "un asunto personal" y que, en cualquier caso, "no le han quitado la vacuna a ningún español". A juicio del alcalde, "no ha habido ningún perjuicio a los españoles" y ha pedido no mezclar este asunto con la monarquía como institución.

En la misma línea se ha pronunciado la portavoz de Vox en la Asamblea de Madrid, Rocío Monasterio, que ha lamentado el ataque "sistemático" que a su juicio está sufriendo la Casa Real Española por parte de unos "partidos que están en el Gobierno y quieren desestabilizar las instituciones".

"No tenemos el detalle de lo que ha pasado con esa vacunación, pero vemos una campaña de meses de atacar a la Corona y eso no lo vamos a consentir. Me parece un ataque a la Corona de algunos partidos políticos del Gobierno que quieren desestabilizar determinadas instituciones porque odian la unidad de España y atacan a la Corona sistemáticamente", ha lanzado.

Yolanda Díaz ha tildado de "muy desagradable y muy feo" que las infantas se hayan inmunizado cuando las personas que tienen algún tipo de cargo institucional deben ser "ejemplares". "Me da tristeza porque hay muchísimos profesionales que a día de hoy corren riesgo que todavía no están vacunados", ha manifestado en el Canal 24 horas.

En las redes sociales, la coportavoz de Podemos Isa Serra ha lamentado que la casa real vaya "a escándalo por semana": "Nadie está haciendo tanto por la causa republicana como Juan Carlos I, Felipe VI, las infantas Elena y Cristina... y todos los que protegen tanta impunidad".

Tras publicarse la información, el líder de Más País y diputado en el Congreso, Íñigo Errejón, ha asegurado en su cuenta de Twitter que su partido registrará una pregunta al Gobierno y exigirá explicaciones.

También han publicado mensajes críticos el portavoz parlamentario de Unidas Podemos, Pablo Echenique, quien ha afirmado que "los Borbones ya van a más de dos escándalos por semana", Gabriel Rufián, portavoz parlamentario de ERC, así como la cuenta oficial de Podemos.

También el senador de Compromís, Carles Mulet, ha pedido al Ejecutivo que detalle si las hermanas de Felipe VI volaron a Abu Dabi "con dinero público" y si las vacunas "se han pagado con dinero público".

Iglesias y Montero cuestiona la "utilidad" de la monarquía

La ministra de Igualdad, Irene Montero, ha asegurado este miércoles que la vacunación de las infantas Elena y Cristina abre un debate sobre la "utilidad de la monarquía" y acerca un "horizonte republicano" que está "más cerca que lejos". Asegurado, durante una entrevista en TVE,  que esta noticia "contribuye" más aún "al descrédito" de la "institución monárquica" y "hace a muchísimos ciudadanos preguntarse por su utilidad". Así, la ministra ha negado que el Gobierno tuviese conocimiento de la vacunación y ha descartado pedir explicaciones a Casa Real.

"Creo que más allá de eso la cuestión es que hay una sensación mayoritaria en la ciudadanía de que hay un trato de favor de privilegios de una institución que debería ser ejemplar, como el poder ejecutivo, el judicial o el legislativo y que no lo está siendo. Esa sensación es preocupante en sí misma", ha sostenido.

Por su parte, Iglesias ha reprochado esas actitudes en su intervención por vía telemática en una reunión del Grupo de la Izquierda del Parlamento Europeo en el que ha defendido el Gobierno de coalición pese a las dificultades que está teniendo. Para el líder de Unidas Podemos, es evidente que en la sociedad española hay un debate sobre la utilidad de la monarquía que crece cada vez que hay "nuevos escándalos" de sus miembros y que provocan, ha dicho, una enorme indignación.

"La sociedad española -ha añadido- no acepta que miembros de la Casa Real se vacunen del coronavirus en Abu Dabi cuando hay muchos ciudadanos que están disciplinadamente a la cola para cuando tengan la disponibilidad de las vacunas que les corresponden".

En esta línea, la titular de Igualdad ha señalado que el Ejecutivo debe ser "sensible" al debate que se abre sobre la vigencia de la Monarquía en España y sobre el horizonte republicano que debe llegar "por una cuestión de democratización".

"Todas estas noticias sobre los presuntos casos de corrupción sobre el Rey emérito., sobre las regularizaciones y las cantidades ingentes de dinero que le prestan grandísimos empresarios a lo largo y ancho de todo el mundo... eso abre un debate y una pregunta en la sociedad que es para qué sirve la Monarquía y un trato de favor que no se corresponde con la ejemplaridad de lo que debería ser la institución que ocupa la Jefatura del Estado", ha insistido Montero.

Preguntada sobre si cree que Hacienda o la Fiscalía han actuado en favor de Juan Carlos I, Montero se ha remitido a las declaraciones de la ministra portavoz, María Jesús Montero, que ensalzó la labor de los técnicos de la Agencia Tributaria y negó que su Ministerio tuviese conocimiento sobre las actuaciones del emérito.

Con todo, la ministra de Igualdad cree que "hay una sensación entre los ciudadanos" de que existe un "trato de favor" al monarca. "Eso es una percepción: si fuese cualquier otra persona, no habría pasado", ha zanjado.

Almeida no ve "perjuicio" y Monasterio lamenta el ataque a la Casa Real

El portavoz nacional del PP, José Luis Martínez-Almeida, ha asegurado este miércoles que no hay "perjuicio" en la vacunación contra el Covid-19 de las infantas Elena y Cristina, de quienes ha reseñado que "no son Familia Real" y "no le han quitado la vacuna a ningún español". En la misma línea se ha pronunciado la portavoz de Vox en la Asamblea de Madrid, Rocío Monasterio, que ha lamentado el ataque "sitemático" que a su juicio está sufriendo la Casa Real Española por parte de unos "partidos que están en el Gobierno y quieren desestabilizar las instituciones".

"No tenemos el detalle de lo que ha pasado con esa vacunación, pero vemos una campaña de meses de atacar a la Corona y eso no lo vamos a consentir. Me parece un ataque a la Corona de algunos partidos políticos del Gobierno que quieren desestabilizar determinadas instituciones porque odian la unidad de España y atacan a la Corona sistemáticamente", ha lanzado.

Martínez-Almeida ha indicado que "no conviene mezclar a la Monarquía con el debate que puede suscitar eso", ya que "desde 2011 no son Familia Real sino familia del Rey", por lo que "no es una cuestión de Monarquía, sino una cuestión privada". Además, ha añadido que "a diferencia de todos los que se han aprovechado de su cargo, (ellas) no lo han hecho, ni han quitado la vacuna a ningún español; no ha habido perjuicio". Por contra, sí ha apremiado al Gobierno de la Nación a "proveer de vacunas al resto de españoles".

La infanta Elena, de 57 años, vive en Madrid, mientras que la infanta Cristina, de 55, tiene su residencia en Ginebra (Suiza). Ninguna de las dos podría haberse vacunado en España: las dosis de Pfizer y Moderna solo están autorizadas para personas en residencias de ancianos, mayores de 80 años y personal sanitario. Tampoco pueden ser inoculadas con la dosis de la vacuna de AstraZeneca, que se está administrando a profesores, Fuerzas de Seguridad del Estado o sanitarios alejados de la primera línea que tienen menos de 55 años.

Casa Real no ha confirmado ni desmentido la información, pero se desvinculan de cualquier actuación que puedan tomar personas que no formen parte de la Casa Real. "El Rey Felipe VI no es responsable de los actos de sus hermanas. Y tanto don Felipe como doña Letizia y sus hijas se vacunarán cuando les corresponda", al tiempo que aseguran desconocer si el Rey emérito ha sido inmunizado.