La pandemia provocó en 2020 una caída récord de los gases contaminantes en España

Dos terceras partes de la caída fueron consecuencia directa del COVID, a lo que se sumaron factores "estructurales" como el cierre de plantas de carbón

La emisión de gases con efecto invernadero cayó en España un 13,8 % el pasado año, una reducción récord desde que hay registros (1990) y que estuvo directamente vinculada a la caída de actividad debido a los efectos de la pandemia.

Así se desprende de los resultados de un estudio del Basque Centre for Climate Change y el Observatorio de la Transición Energética y la Acción Climática (OTEA) que se han dado a conocer este miércoles, en el marco del Congreso de Desarrollo Sostenible organizado por las patronales de la industria alimentaria (FIAB) y del sector de gran consumo (Aecoc).

El informe apunta a que más de dos terceras partes (68 %) de esta bajada de las emisiones fueron consecuencia directa de la covid-19, a lo que se sumaron factores "estructurales" como el cierre de varias plantas de carbón.

El documento calcula mes a mes estas emisiones y refleja cómo en abril y mayo se registraron los mayores descensos -coincidiendo con el confinamiento-, del 31 % y del 22 %, respectivamente.

"En su mayor parte, la caída se debió a la menor contaminación por el uso de carburantes en carretera y a la notable bajada en emisiones asociadas a la aviación, ya que el tráfico aéreo se redujo en un 80 %", ha detallado el investigador Mikel González-Equino, quien ha precisado que los resultados avanzados hoy corresponden al cierre del 2020 y actualizan un avance que hicieron con datos hasta septiembre.

En el congreso -celebrado telemáticamente y que cumple su tercera edición- también ha intervenido el secretario de Estado de Medio Ambiente, Hugo Morán, quien ha subrayado que la pandemia ha servido para "hacer más tangibles los riesgos que acechan a la humanidad", entre ellos la pérdida de biodiversidad y el cambio climático.

En este sentido, ha afirmado que la aportación desde Bruselas de fondos europeos para facilitar la recuperación hace posible destinar más recursos a proyectos ya ideados por España para cumplir con las metas comunitarias marcadas para 2030 en materia de Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).