El Real Madrid se estrella ante el colista de la Euroliga (78-77)

El Khimki ruso gana a los de Laso tras no haber sido capaz de ganar en sus últimos 16 partidos de la competición

El Real Madrid encajó una dolorosa derrota este martes en su visita al Khimki Moscow ruso, colista de la Euroliga y que no había sido capaz de ganar en sus últimos 16 partidos de la competición, pero que no dejó pasar una pésima noche madridista para imponerse por 78-77 y complicarle el panorama a su rival.

23 pérdidas fueron una losa que no pudo superar el equipo de Pablo Laso, que a pesar de ello tuvo una última posesión con 17 segundos para ganar y con su rival en bonus. Pero Causeur perdió la pelota y el conjunto moscovita pudo saborear su primera alegría desde el 17 de noviembre.

Gabriel Deck (22 de valoración), Walter Tavares (14 puntos y 11 rebotes) y la puntería de Carroll en el tercer cuarto no evitaron que el líder de la Liga Endesa, que no pudo contar con Trey Thompkins y que apenas usó a Alberto Abalde, se marchase sin una victoria que parecía obligada y arroja sombras de cara a un futuro con visita al Zenit y duelos locale ante Barça y CSKA que toman ahora una mayor importancia.

El Real Madrid saltó frío al partido y no encontró su ritmo de juego ante un rival más agresivo de inicio, aunque igual de desacertado. Los de Pablo Laso firmaron ocho pérdidas en el primero cuarto, y aunque compensó ese lastre con un apabullante dominio reboteador (14 a 6, 7 en ataque), el marcador estaba igualado (17-18) tras la primera toma de contacto.

El panorama empeoró para los visitantes en el segundo parcial. La entrada de Errick McCollum activó al colista, sobre todo a su estrella Alexei Shved. Entre ellos dos y el exmadridista Jordan Mickey sumaron 63 puntos, y 35 de los 45 puntos al descanso de un Khimki que metió miedo ante un rival que no salía del túnel y que encajó 28 puntos en los segundos diez minutos.

Las pérdidas continuaban siendo una carga pesada y la negada noche desde el triple (1/9) obligó a Laso a parar el partido con un amenazante 33-24. Su equipo amagó con reaccionar (33-29), pero volvió a mostrarse endeble en los dos lados de la cancha y aunque los triples aparecieron, se fue al descanso obligado a mejorar seriamente (45-37) tras haber pasado un mal momento (40-30).

El conjunto madridista no espabiló con el paso por vestuarios, pero tuvo la fortuna de que el Khimki, haciendo daño ahora en el rebote ofensivo, no lo supo aprovechar para romper el duelo a su favor. Una buena racha de Laprovittola acercó al Real Madrid (51-48), pero una mala del base argentino también fue castigada (55-48).

Aún así, apareció la muñeca letal de Carroll. El de Wyoming, con tres triples, permitió que el diez veces campeón de Europa voltease el marcador por primera vez en mucho tiempo (60-62), aunque Shved dejó las espadas en todo lo alto para los diez minutos finales.

Con los errores predominando sobre los aciertos, el Khimki logró entrar en los cinco minutos finales por delante (70-66) gracias a los triples de McCollum y Shved. El Real Madrid, de la mano de Deck, se agarró a sus opciones, pero el argentino fue taponado con 76-77 y Shved no perdonó antes de que los visitantes ni siquiera tirasen a canasta en busca del triunfo.

RESULTADO: KHIMKI MOSCOW, 78 - REAL MADRID, 77 (45-38, al descanso).

KHIMKI: Zaytsev (-), Shved (22), Karasev (9), Monia (-) y Mickey (19) --quinteto inicial--; McCollum (22), Voronov (-), Valiev (4) y Vialtsev (2).

REAL MADRID: Laprovittola (12), Causeur (11), Deck (15), Garuba (2) y Tavares (14) --quinteto inicial--; Taylor (2), Alocén (3), Carroll (15), Abalde (-), Tyus (2) y Reyes (1).

PARCIALES: 17-18, 28-20, 17-24 y 16-15.

ÁRBITROS: Christodoulou, Nedovic y Kardum. Sin eliminados.

PABELLÓN: Arena Mytishchi.