EEUU y la UE imponen sanciones al Gobierno de Putin por el envenenamiento y arresto de Navalni

El Gobierno de Estados Unidos anunció este martes sanciones contra siete funcionarios rusos, entre ellos el jefe de la Inteligencia, Alexandr Bórtnikov, por el envenenamiento y encarcelamiento del líder opositor, Alexéi Navalni, en el primer movimiento contra Moscú por parte del nuevo presidente estadounidense, Joe Biden.

El secretario de Estado, Anthony Blinken, remarcó en un comunicado que el objetivo de las sanciones es enviar "un claro mensaje de que el uso de armas químicas y abuso de los derechos humanos tiene graves consecuencias".

Se trata de las primeras sanciones impuestas a Moscú por parte del demócrata Biden, quien asumió el poder el pasado 20 de enero.

Con estas sanciones, EEUU se suma a las impuestas previamente por la Unión Europea (UE) y comparte las preocupaciones sobre "una profundización del autoritarismo" en Rusia, agregó Blinken.

En su reciente participación en febrero en la Conferencia de Seguridad de Múnich (Alemania), Biden declaró que la "alianza transatlántica" entre Estados Unidos y Europa "ha vuelto" tras cuatro años de tensiones, en referencia al ya expresidente Donald Trump, quien apostó por un nacionalismo agresivo.

Sobre Moscú, Biden advirtió: "Los líderes rusos quieren que la gente piense que nuestro sistema es más corrupto, o tan corrupto como el suyo, pero el mundo sabe que no es cierto, incluidos los propios ciudadanos de Rusia. (El presidente Vladímir) Putin busca debilitar el proyecto europeo y nuestra alianza de la OTAN".

Junto a Bórtnikov, también figuran en la lista de sancionados Ígor Krasnov, el fiscal general ruso; Serguéi Kiriyenko, jefe adjunto de gabinete del presidente de Putin, y el viceministro de Defensa ruso, Alexéi Krivoruchko.

Como consecuencia de estas medidas, quedan congelados los bienes que pudieran tener bajo jurisdicción estadounidense y se prohíben las transferencias financieras con entidades de Estados Unidos.

Asimismo se imponen restricciones a ciertas exportaciones rusas y se suspende la emisión de visados a los individuos incluidos en la lista de sancionados.

Washington recalcó, además, que cuenta con informes que confirman "con gran confianza" que Navalni fue envenenado por agentes del servicio de Inteligencia ruso con el agente químico Novichok.

El líder opositor ruso, de 44 años, cumple actualmente una pena de prisión de dos años y medio por un antiguo caso penal de fraude y lavado de dinero, y su condena de cárcel provocó a finales de enero multitudinarias protestas en toda Rusia, en las que fueron detenidas miles de personas.

Primer paso, más sanciones disponibles

En una llamada telefónica con periodistas para ofrecer detalles, altos cargos del Gobierno de Biden remarcaron que la medida subraya el cambio de tono en Washington respecto a la Administración de Trump (2017-2021). "No somos ingenuos sobre el reto, sabemos que la relación va a seguir siendo compleja (...) Por eso, nos reservamos el derecho de tomar pasos adicionales" contra Moscú, indicó en una rueda de prensa la portavoz de la Casa Blanca, Jen Psaki, al reconocer el relativo alcance de la medida.

Biden mantuvo a finales de enero una conversación telefónica con Putin, en la que trató la extensión del acuerdo de desarme nuclear Nuevo START y pidió la liberación de Navalni.

De este modo, el mandatario estadounidense se suma a sus predecesores, el republicano Trump y el demócrata Barack Obama (2009-2017), quienes también impusieron varias rondas de sanciones económicas y diplomáticas contra Rusia por acciones que consideraban que violaban las normas internacionales, como la anexión de Crimea o su participación en actividades de injerencia electoral en Estados Unidos.

La UE sanciona a cuatro funcionarios rusos por violaciones de derechos

La Unión Europea ha adoptado este martes sanciones por violaciones de Derechos Humanos contra cuatro altos funcionarios rusos implicados en el caso del opositor Alexei Navalni. Con estas medidas, la UE emplea por primera vez el nuevo régimen horizontal por violaciones de Derechos Humanos, un nuevo instrumento del que se dotó la UE a finales del año pasado para responder con agilidad ante flagrantes violaciones de derechos a nivel global.

En concreto, los Veintisiete sancionan al jefe del Comité de Investigación, Alexander Bastrykin, el fiscal general ruso, Igor Krasnov, el jefe de la Guardia Nacional, Viktor Zolotov y el director de Prisiones, Alexander Kalashnikov.

El bloque europeo aduce que estos dirigentes son responsables de serias violaciones de derechos como detenciones arbitrarias, represión sistemática contra manifestaciones pacíficas y contra la libertad de expresión y opinión en Rusia.

Las restricciones consisten en la congelación de activos en la UE y la prohibición de entrada a los países del bloque y se hacen efectivas tan solo una semana después de que el Consejo de Asuntos Exteriores diera luz verde, a iniciativa del Alto Representante de la UE para Política Exterior, Josep Borrell, a estrenar el nuevo mecanismo de sanciones.

En Bruselas ven simbólico adoptar las nuevas medidas para responder a la persecución de la oposición en Rusia, una crisis agudizada las últimas semanas con el caso de Navalni pero que seguirá de cerca los próximos meses de cara a las elecciones legislativas de septiembre.

El movimiento de la UE se entiende en el conjunto de una respuesta internacional ante la deriva represiva del Kremlin, en línea con decisiones similares de Reino Unido y Estados Unidos. Washington ha anunciado este martes sanciones contra siete funcionarios rusos por el ataque contra Navalni, y, según aseguran fuentes de la administración norteamericana a la CNN, serán un "reflejo" de las medidas europeas.

Por su parte, Rusia ha avisado de que "reaccionará sin duda" a la imposición de sanciones por parte de Estados Unidos, misma advertencia que hizo a la UE tras acusarla de "destruir" las relaciones bilaterales con las nuevas sanciones.