Cataluña mejora todos los indicadores y se acerca a la esperada 'fase de control' de la pandemia

La presión hospitalaria se reduce y hay un total 1.697 pacientes con covid hospitalizados, 81 menos que el lunes, de los que 525 están graves en la UCI

Todos los indicadores de la covid han mejorado en Cataluña, donde además sigue bajando la presión hospitalaria y la mortalidad, con datos que se acercan cada vez más a una fase de poder controlar la pandemia, aunque el riesgo de rebrote sigue siendo alto.

El virus retrocede en Cataluña, con una velocidad de propagación (Rt) que se ha situado en 0,94, dos centésimas menos que el lunes, mientras que el riesgo de rebrote (EPG), índice que mide el crecimiento potencial de la epidemia, está en 230 puntos, diez menos que la víspera, y la incidencia acumulada de casos por cada 100.000 habitantes en los últimos 14 días (IA14) ha bajado a 251, tres menos.

Según los datos epidemiológicos actualizados este martes por el Departamento de Salud, la presión hospitalaria se reduce y hay un total 1.697 pacientes con covid hospitalizados, 81 menos que el lunes, de los que 525 están graves en la UCI, ocho menos que el día anterior. También siguen reduciéndose el número de contagios, a pesar de la extensión de la denominada variante británica del virus, más contagiosa.

En las últimas 24 horas se han notificado 1.375 nuevos contagios, con lo que el total de infectados desde el inicio de la pandemia asciende a 558.818.

En los últimos siete días, los casos positivos confirmados por PCR o test de antígenos han sido de 8.853, una media de 1.264 contagios diarios, con descenso de alrededor del 5 % semanal.

La positividad, es decir, el porcentaje de los PCR y test de antígenos que dan positivo, también baja y se sitúa en el 5,07, ocho centésimas menos que ayer, ligeramente por encima del 5 % que la OMS establece para considerar controlable la pandemia.

La cifra de fallecidos desde la primera defunción por COVID en Cataluña, que fue el 6 de marzo de 2020, asciende ya a 20.716 víctimas, 22 de ellas notificadas desde ayer.

El máximo de fallecimientos diarios en la segunda ola se registró el 5 de noviembre, con 89 muertos en un día, y en la tercera ola fue el 25 de enero, con 100 fallecimientos en 24 horas.

La mortalidad es el indicador que más está cayendo y en los últimos días se han notificado un total de 190 fallecidos, una media diaria de 27 difuntos por COVID, casi la mitad que hace 15 días.

Una excepción en la mejora generalizada de los indicadores epidémicos es la ciudad de Barcelona, que hoy tiene un riesgo de rebrote del 233, un punto más que ayer, y la velocidad de propagación es del 0,96, dos centésimas más.