Los Mossos registran por segunda vez las oficinas del Camp Nou por el 'BarçaGate'

En julio de 2020, la policía catalana ya entró en las oficinas del club para efectuar registros por este caso

El expresidente del FC Barcelona Josep Maria Bartomeu, su mano derecha Jaume Masferrer, el director general Óscar Grau y el jefe de los servicios jurídicos Román Gómez-Ponti fueron detenidos este lunes por los Mossos d'Esquadra con relación al Barçagate.

Los cuatro están en dependencias policiales pendientes de declarar y, una vez se les haya interrogado en comisaría, los responsables policiales decidirán si les dejan en libertad a la espera de que los cite la jueza Alejandra Gil o si permanecerán allí durante la noche a la espera de pasar a disposición judicial.

Los Mossos, que en la investigación del caso vieron posibles delitos de administración desleal y corrupción entre particulares, se presentaron algo más tarde de las 10 horas de este lunes para registrar las oficinas del Barça situadas en el Camp Nou a petición de la jueza con el objetivo de hacerse con información del caso denominado popularmente como Barçagate e interrogar a diferentes trabajadores del club.

El Barçagate es el caso en el que diferentes empresas contratadas por el FC Barcelona habrían llevado supuestamente a cabo en las redes sociales una campaña de desprestigio de individuos y entidades no afines a la junta directiva de Josep Maria Bartomeu.

Segundo registro en el Camp Nou

En julio de 2020, la policía catalana ya entró en las oficinas del club para efectuar registros por este caso, conocido como 'BarçaGate' y adelantado por la Cadena SER en febrero de 2020, y que nace con el pago de un millón de euros del FC Barcelona a la empresa 'i3 Ventures' --en cinco pagos de 198.000 euros para presuntamente saltarse el control interno del club-- para monitorizar redes sociales.

El Juzgado de Instrucción número 13 de Barcelona está investigando el caso, bajo secreto de sumario, tras admitir a trámite la denuncia de la plataforma de aficionados 'Dignitat Blaugrana', por un presunto delito de administración desleal y corrupción por el caso de las redes sociales.

Algunas de las supuestas cuentas controladas por la empresa contratada por el club se dedicaban a criticar a jugadores en activo del club, como Leo Messi o Gerard Piqué o a expresidentes como Joan Laporta, ahora candidato a la presidencia en las elecciones de este domingo 7 de marzo junto al también afectado Víctor Font, y Toni Freixa.

Fruto de este caso, varios directivos, entre ellos el entonces vicepresidente y quien era considerado futuro 'presidenciable', Emili Rousaud, dimitieron de la Junta Directiva al estar en contra de las decisiones tomadas por el entonces presidente, ahora dimitido junto al resto de la Junta, Josep Maria Bartomeu.

RELACIONADO