La Unión Europea presentará en marzo un proyecto de pasaporte de vacunación

Su creación tiene que sortear grandes dificultades de carácter político, operativas y legales que podrían retrasar o incluso impedir llevar a cabo esta iniciativa

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, ha anunciado este lunes que su equipo ultima una propuesta legislativa para crear un certificado digital que "facilite los movimientos dentro de la UE y al exterior" de aquellos viajeros que hayan sido vacunados contra el coronavirus, pero también a aquellos que cuenten con anticuerpos o acrediten un resultado negativo en un test antes de viajar.

De este modo, la jefa del Ejecutivo cede a los países que como Grecia y España reclamaban una suerte de "pasaporte" para los viajeros inmunizados con el fin de reactivar el turismo tras la tercera ola de la pandemia, a pesar de que el jueves tras una cumbre con los líderes de la UE avisó de que Bruselas trabajaría en los próximos tres meses en un certificado solo de uso médico porque no había el consenso suficiente entre los Veintisiete para discutir qué usos se le podría dar más allá.

La jefa del Ejecutivo comunitario ha adelantado sus planes de presentar esta iniciativa durante un encuentro cerrado con diputados alemanes de su partido y lo ha confirmado después a través de Twitter, cuando la noticia había trascendido ya a la prensa.

En su mensaje en las redes, Von der Leyen ha apuntado que la propuesta se presentará "este mes" y "respetará la protección de datos, la seguridad y la privacidad", aunque ha evitado dar más detalles sobre el calendario o el contenido de la propuesta.

El certificado, que la política alemana ha bautizado como "Pase Verde Digital", incluirá datos médicos para indicar si el paciente ha sido vacunado o los resultados de pruebas para acreditar su estado si no ha podido vacunarse aún, por ejemplo una PCR negativa o un test que acredite que se tienen anticuerpos.

El objetivo es que este certificado "facilite los movimientos" de los europeos, ha dicho el portavoz de Von der Leyen, Eric Mamer, al recordar que la libertad de circulación es una de las cuatro libertades fundamentales de la UE, es decir, existen competencias comunes que permiten a la Comisión Europea presentar una propuesta legislativa.

De este modo, ha dicho Von der Leyen en Twitter, el objetivo del pase es permitir a los europeos que puedan ir "moviéndose gradualmente con seguridad" tanto dentro de la UE como hacia el exterior, y ello por viajes "de trabajo o por turismo".

En la actualidad, varios estados miembro mantienen sus fronteras cerradas a los viajes considerados no esenciales, como Bélgica o Alemania, y una mayoría exige un resultado de PCR negativo antes y un segundo test o cuarentena después del viaje para asegurar que no es portador de coronavirus.

Preguntado por el cambio de posición de Von der Leyen, su portavoz ha dicho que la presidenta de la Comisión "escucha" a los estados miembro y es consciente de cómo el debate ha ido evolucionando y ha entendido que existe una "necesidad de dar una solución concreta" a este asunto.

"Buscamos la mejor opción para asegurar que hay rápidamente una solución para este problema", ha continuado el portavoz comunitario, quien ha insistido en que la propuesta en la que trabajan en Bruselas "sólo atañe al paso entre fronteras y no a lo que puede hacerse dentro de cada Estado miembro".

En todo caso, la propuesta legislativa irá en paralelo al desarrollo técnico del certificado en sí que también deben acordar los Estados miembro a partir de directrices propuestas por la Comisión y que, según indicaron la semana pasada Von der Leyen y el presidente del Consejo, Charles Michel, es un trabajo que requerirá de "al menos tres meses" de trabajo.

Calviño espera el pasaporte antes de verano

La vicepresidenta tercera de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño, ha afirmado que el pasaporte de vacunación "tiene que llegar antes del verano", para lo que los ministerios implicados tratarán de impulsar dicha certificación para recuperar "cuanto antes" el pulso turístico, si bien ha pedido "enorme prudencia" con la Semana Santa para no arriesgar la recuperación y la campaña turística del verano.

Calviño ha remarcado que el pasaporte de vacunación es un tema "fundamental" para España, que ha estado liderando los trabajos en la UE y ella misma planteó en la reunión del pasado viernes del G-20, según ha indicado en una entrevista en TVE.

De hecho, ha explicado que los distintos ministerios implicados en el asunto trabajarán en los próximos días desde el punto de vista tecnológico y legal para impulsar el certificado de vacunación "cuanto antes" con el fin de recuperar el pulso turístico "tan importante para el país".

"Tiene que llegar antes de verano, naturalmente; España es el país que tiene mayor interés", ha enfatizado Calviño, quien ha apuntado que otros países europeos, incluso de fuera de Europa, también están interesados en que vea la luz cuanto antes un instrumento armonizado para poder recuperar "con seguridad" el turismo.

A pesar de que se trata de un proyecto que comporta "elementos complejos", como el hecho de que la vacunación sea voluntaria y asegurar la protección de los datos de los ciudadanos, ha indicado que se trabajará en estas cuestiones en el grupo de trabajo formado por distintos ministerios para liderar y asegurar que cualquier estándar que se adopte "responde a los intereses de España".

La vuelta de los británicos anticipa una recuperación "potente"

En cualquier caso, ha afirmado que el "objetivo prioritario" es reactivar el turismo y ha destacado que tras el anuncio del Reino Unido sobre la certificación de vacunación el número de reservas se ha disparado ante la posibilidad de que los británicos puedan volver de viaje a España.

"Son noticias muy positivas, nos hacen pensar que la recuperación va a ser muy potente, pero hay que dar los pasos adecuados para no poner en riesgo la recuperación", ha insistido.

Preguntada sobre los movimientos de cara a la Semana Santa, ha dicho que no se trata de un asunto "superficial", ya que los ciudadanos están "deseando viajar" y el sector turístico está pendiente de ello con "gran prudencia", y ha valorado que el "buen entendimiento" de las autoridades sanitarias y los sectores más afectados respecto a que no hay que "apresurarse y poner el riesgo en verano".

Por ello, ha abogado por actuar con "enorme prudencia". "Si nos apresuramos ponemos en riesgo una desescalada que de momento está yendo muy bien", ha abundado Calviño, resaltando que el ritmo de vacunación ha alcanzado la cifra de un millón por semana y se ha logrado el "hito" de que haya más personas con la primera dosis puesta (3,6 millones), por encima de la cifra contagiada, lo que "abre una luz muy importante".

De esta forma, aboga por seguir actuando de forma coordinada con las CC.AA. para dar "pasos seguros" en la desescalada y evitar poner en riesgo lo logrado este año, así como con las ayudas a empresas, tras haberse conseguido proteger el tejido productivo, el empleo y las rentas de las familias.