Madrid mantiene el toque de queda y el cierre de los bares a las 23.00 h. durante otros 15 días

El viceconsejero de Salud Pública confirma la aparición de los dos primeros casos de la variante sudafricana en la Comunidad

La Comunidad de Madrid va a mantener al menos durante dos semanas más la mayoría de las medidas en vigor para combatir el coronavirus, como el toque de queda de 23.00 a 6.00 horas y el cierre de hostelería a las once de la noche para ir "teniendo la pista sobre la evolución del virus". Además, continuará durante una semana la prohibición de reunirse en domicilios con personas no convivientes porque son los lugares "donde se producen más contagios", según ha dicho la presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso, tras visitar un instituto en el municipio de Alcorcón.

A partir del próximo lunes, sin embargo, se levantarán las restricciones de movilidad en 10 zonas básicas de salud y en siete localidades de la región donde han mejorado los datos de incidencia del coronavirus e introduce un área nueva con limitaciones en el municipio de Leganés. De esta forma, desde el 1 de marzo habrá restricciones de movilidad en 17 zonas y en una localidad donde viven 391.000 madrileños, el 5,9 % de la población de la región, y que concentran el 8 % de los casos de contagios.

De estas zonas no se puede entrar ni salir salvo por motivos justificados, como trabajar o ir al médico, aunque Díaz Ayuso ha avanzado que habrá una nueva excepción para salir de estas zonas a aquellas personas que tengan que hacer ejercicio bajo prescripción médica. Más allá de estas novedades, continuarán en vigor durante dos semanas medidas que afectan a toda la región, como el toque de queda de 23:00 a 6:00 horas y el cierre de bares y restaurantes a las once de la noche.

Estos establecimientos no pueden admitir nuevos clientes a partir de las 22.00 horas y tienen la posibilidad de hacer servicios de entrega a domicilio hasta las 00.00 horas. La ocupación máxima por mesa seguirá siendo de cuatro personas en espacios interiores y de seis en terrazas al aire libre. El resto de locales deben cerrar a las diez de la noche excepto los establecimientos que prestan actividades esenciales, como farmacias, centros sanitarios, clínicas veterinarias o gasolineras, que podrán abrir hasta más tarde.

Por otra parte, los cines, teatros, auditorios, circos de carpa, salas multiusos polivalentes, "espacios similares" y lugares de culto podrán terminar su actividad después de las diez de la noche si los asistentes respetan el toque de queda.

Seguirá en vigor durante una semana la prohibición de reuniones de personas no convivientes en domicilios, salvo excepciones, como las parejas y matrimonios que vivan en domicilios distintos o las personas que viven solas, que podrán reunirse con una única unidad de convivencia.

Por otra parte, el viceconsejero de Salud Pública de la Comunidad de Madrid, Antonio Zapatero, ha confirmado además la aparición de los dos primeros casos de la variante sudafricana del virus.