El reto de Macron a dos 'youtubers' para concienciar a los jóvenes sobre el COVID supera los 10 millones de visitas

Les prometió que, si llegaban a esa cifra, los invitaría para que grabaran junto a él en el Elíseo uno de sus concursos sobre anécdotas

Mcfly y Carlito, dos de los 'youtubers' más conocidos en Francia, han logrado superar el reto propuesto por el presidente, Emmanuel Macron, tras alcanzar más de diez millones de visualizaciones con un vídeo en el que tenían que incitar a los jóvenes a cumplir las medidas para frenar la covid-19.

El jefe del Estado les prometió el pasado sábado que, si llegaban a esa cifra, los invitaría para que grabaran junto a él en el Elíseo, sede de la Presidencia francesa, uno de sus concursos sobre anécdotas.

En su respuesta, que este jueves ya había superado los 12,4 millones de visualizaciones, Mcfly y Carlito animaban a respetar gestos importantes contra la propagación del virus, como llevar mascarilla también dentro del coche o echarse gel hidroalcohólico en las tiendas.

Su vídeo musical, titulado Je me souviens (Me acuerdo), muestra de forma irónica a ambos autores incumpliendo las restricciones impuestas, por ejemplo, saliendo de casa pasadas las 18:00 horas, momento en el que comienza el toque de queda en Francia.

La escena final del clip refleja a estos famosos ridiculizados y apercibidos por una pareja de policías, que les exigen ponerse la mascarilla mientras están filmando en la vía pública.

Mcfly y Carlito, que acumulan más de seis millones de seguidores en su canal de Youtube, han anunciado que el dinero generado con esta canción, gracias a los ingresos de publicidad a través de Youtube y otras fuentes, irá a parar a asociaciones de estudiantes para luchar contra su precariedad.

La puesta en marcha de esta estrategia por parte del presidente francés llega en un momento en que la situación epidemiológica en el país no es muy halagüeña y son frecuentes las imágenes de jóvenes incumpliendo las medidas durante los fines de semana.

El rápido avance de la epidemia en ciertas zonas del país ha provocado que las autoridades hayan empezado a aplicar nuevas restricciones locales, como en Niza (sur) o en Dunkerque (norte), que tendrán que cumplir un confinamiento domiciliario el fin de semana.