Granada y Villarreal buscan cerrar su pase europeo y la Real quiere una buena despedida

Nazaríes y castellonenses, bien posicionados para meterse en dieciseisavos tras ganar en la ida y no encajar ante el Nápoles (2-0) y el Salzburgo (0-2)

El Granada y el Villarreal intentarán hacer valer este jueves sus buenas ventajas logradas en los partidos de idas de los dieciseisavos de final de la Liga Europa ante el Nápoles y el Red Bull Salzburgo, respectivamente, mientras que la Real Sociedad buscará despedirse del torneo de la mejor forma posible ya que necesita un 'milagro' en Old Trafford.

El conjunto granadino y el castellonense están bien posicionados para meterse entre los 16 mejores de la segunda competición continental tras ganar y no encajar ante el equipo italiano (2-0) y el austriaco (0-2), con mayor dificultad para los de Diego Martínez que jugarán a domicilio. Los 'txuri-urdines', tras el duro 0-4 ante el Manchester United de la semana pasada, tratarán principalmente dejar una buena imagen y de ponerle las cosas más complicadas a los 'Diablos Rojos'.

El Granada acude al Estadio Diego Armando Maradona (18.55) para certificar una clasificación que allanó con su buena actuación en el Nuevo Los Cármenes donde los goles de Yangel Herrera y Robert Kenedy ante un rival plagado de bajas le colocaron en buena disposición de alargar más su primera aventura en Europa.

El conjunto nazarí quiere seguir soñando y eso pasa ahora por sujetar esa renta ante los de Gennaro Gattuso, que seguramente ofrecerán una mejor versión que hace una semana y que intentarán mejorar su habitual buen fútbol ofensivo en busca de una remontada, apoyados en la vuelta de Mertens, aunque este partirá desde el banquillo.

A favor de los de Diego Martínez está el hecho de su buena competitividad mostrada esta temporada a domicilio en Europa donde todavía no conocen la derrota. El Nápoles es un rival complicado como local, pero está por ver cómo se tomará este partido, al que acude todavía con muchas bajas, la última la del nigeriano Osimhen, y si pondrá toda la energía o pensará más en la Serie A donde camina irregular y donde viene de perder 4-2 en Bérgamo.

Por su parte, el técnico vigués ha decidido llevarse a toda la plantilla para este duelo, incluidos los lesionados Roberto Soldado, Luis Milla y Luis Suárez, y probablemente ponga un once de nuevo muy competitivo para no dejar escapar el pase.

El Villarreal defiende su fortín de La Cerámica

Por su parte, el Villarreal (18.55) también espera hacer valer su gran resultado de la ida ante el Red Bull Salzburgo, al que batió a domicilio por 0-2, un marcador que obliga a su rival a hacerle tres goles mínimo para tener opciones de remontada.

Y el reto se antoja complicado para los visitantes por la buena firmeza defensiva que ofrece el conjunto de Unai Emery, que en LaLiga Santander ha recibido 12 goles en el Estadio de la Cerámica, donde este año sólo ha podido ganar el Real Betis (1-2).

El 'Submarino' tendrá que centrarse sobre todo en no relajarse ni dejarse llevar por el resultado en Salzburgo para no encajar un gol que dé alas los de Jesse March, que seguramente saldrán a por ese objetivo desde el pitido inicial.

El técnico irundarra apostó prácticamente por su once de gala hace una semana, pero parece que en esta ocasión sí pesará algo más la ventaja y la visita el domingo del Atlético de Madrid de cara a realizar más rotaciones con la posible entrada de jugadores como Fernando Niño, Samu Chukwueze, o Yéremi Pino.

Finalmente, la Real Sociedad concluirá presumiblemente su periplo europeo de esta temporada en un escenario de nivel como Old Trafford (21.00 horas) donde intentará crear complicaciones al Manchester United y sacar un resultado que refuerce sobre todo en lo anímico porque la remontada se antoja casi imposible tras el 0-4 del exilio de Turín.

Imanol Alguacil dispondrá de un once competitivo para intentar asustar al menos a los de Ole-Gunnar Solskjaer, aunque lo más probable es que reserve a la gran mayoría de sus titulares habituales para la visita al Real Madrid del próximo lunes. Mikel Merino, sancionado para el Di Stéfano, podría ser uno de los habituales que esté en el once.