El Rey Juan Carlos presenta una segunda declaración ante la Agencia Tributaria y paga 4,4 millones de euros

El Rey Juan Carlos ha realizado una segunda regularización fiscal por rentas no declaradas durante varios ejercicios que suman más de ocho millones de euros de pagos en especie, por los que ha abonado más de cuatro millones a la Agencia Tributaria, según ha adelantado el diario 'El País' con fuentes conocedoras de la operación.

En concreto, el Rey emérito ha presentado una declaración voluntaria ante la Agencia Tributaria por ocho millones de euros en concepto de vuelos de una compañía de jet privados pagados hasta el 2018 por la fundación Zagatka, propiedad de su primo Álvaro de Orleans, según el citado diario.

Esta es la segunda declaración voluntaria presentada por la defensa de Juan Carlos I después de la cumplimentada el pasado diciembre para saldar una deuda con Hacienda por un importe de 678.393 euros, que incluía intereses y recargos, pero sobre la que no se precisó los ejercicios correspondientes ni el tipo de impuesto.

Esa primera declaración, presentada cuatro meses después de su salida de España, sirvió para regularizar su situación fiscal en relación al uso de tarjetas bancarias por parte de Juan Carlos I y sus familiares con fondos opacos del empresario mexicano Allen Sanginés-Krause, que está siendo investigado por la Fiscalía del Tribunal Supremo. El uso de esas cuentas tuvo lugar entre los años 2016 y 2018, cuando Juan Carlos I ya había abdicado y perdido la inviolabilidad.

La Unidad de Apoyo de la Agencia Tributaria adscrita a la Fiscalía analiza ambas regularizaciones para comprobar si son completas o si por el contrario no sirven para regularizar la totalidad de la fortuna oculta de Juan Carlos I.

El Rey emérito se acoge al artículo 305.4 del Código Penal, que castiga el fraude a Hacienda cuando el importe exceda de 120.000 euros con una pena de prisión de uno a cinco años, pero establece una excepción: "salvo que hubiere regularizado su situación tributaria".

Fuentes de la Casa Real han señalado a Efe que no van a hacer ningún comentario al respecto y se remiten a la defensa del Rey emérito, el abogado Javier Sánchez-Junco.

El Rey emérito se encuentra desde el pasado mes de agosto en Abu Dabi, adonde viajó ante la repercusión pública de "ciertos acontecimientos pasados" de su vida privada y para facilitar a su hijo, Felipe VI, la tranquilidad y el sosiego que requiere el ejercicio de sus funciones.

Críticas a la regularización

El líder de Más País, Iñigo Errejón, ha sido el primer representante político que ha reaccionado en las redes a esta segunda regularización.  "La fiscalía dijo que iba a poner una querella. Antes de que pusiera nada, debe ser que el rey fugado ya sabe lo que ha ido pasando y ha ido intentando solucionar juicios a golpe de talonario. Al resto de ciudadanos no les podía pasar esto", ha señalado Errejón en declaraciones a RTVE, en las que ha lamentado un "trato con las instituciones" de nuestro país "diferente" al resto de la población.

El diputado ha asegurado que la segunda regularización del exJefe del Estado "empieza a ser una historia que avergüenza". "No estamos discutiendo sobre el pasado. Es una discusión sobre la calidad de la democracia hoy", ha sostenido Errejón, que ha criticado que el Congreso no permita preguntar sobre la Corona o se veten comisiones de investigación.

Así, ha señalado que Más País registró dos leyes sobre la Casa Real, "una para la transparencia de la Corona y otra para delimitar la inviolabilidad de la Jefatura del Estado". "Estamos en una discusión sobre cómo protegemos las instituciones en España para que esto no vuelva a pasar", ha sostenido. "En España faltan las reformas para que estas cosas no vuelvan a pasar y en el Congreso nos encontramos con un muro", ha insistido el líder de Más País, que ha incidido en que la segunda regularización del Rey emérito corresponde a "12 años del salario que tenía el monarca".

Por su parte, el diputado de Unidas Podemos y secretario primero de la Mesa del Congreso, Gerardo Pisarello, ha tildado de "vergüenza" que el Rey emérito haya realizado una segunda regularización y ha subrayado que "en cualquier otro caso" se hubiera abierto una investigación por delito fiscal. "Una vergüenza que el Emérito siga pagando 'voluntariamente' a Hacienda millones que debió declarar hace años", ha apuntado Pisarello en su cuenta de Twitter.

RELACIONADO