Aguirre desmiente a Bárcenas y avanza que presentará una querella criminal por falso testimonio

"Eso es absolutamente falso, falso de toda falsedad. Jamás he recibido un sobre dinero de él y ni del señor Lapuerta”, ha afirmado

La expresidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, ha negado tajantemente este jueves haber recibido un sobre con 60.000 euros de manos de Luis Bárcenas y Álvaro Lapuerta tras la confesión de extesorero del PP. "¿Por qué el señor Bárcenas cuenta eso si es mentira?”, ha preguntado Aguirre en una entrevista en La Hora de la 1. Además, ha adelantado que presentará una querella criminal contra él por falso testimonio.

Según afirma, esta confesión sería fruto de la negociación del extesorero con la Fiscalía. Además, ha recordado que Prisiones ha concedido dos permisos a Bárcenas para salir de prisión. "El señor Bárcenas quiere beneficios penitenciarios para él y para su mujer", ha zanjado, e insiste en que "no le importa nada mentir".

Ha señalado que pondría la mano en el fuego por ella, pero "de ninguna manera por Bárcenas, que no hace más que mentir" y añade: "La credibilidad de este señor es menos 30".

La confesión de Bárcenas

El extesorero ha declarado este miércoles ante el juez del caso Púnica que vio a su predecesor en ese cargo, Álvaro Lapuerta, darle a la expresidenta en la sede de la calle Génova un sobre con 60.000 euros procedente de una donación de la constructora Ploder. Él metió en un sobre "marroncito" de "esos de la Tesorería" el dinero en billetes de 500 euros, y Lapuerta y él bajaron las escaleras y se lo dieron, han informado fuentes presentes en la declaración.

Aunque no ha sabido situar si fue para las elecciones de 2007 o las de 2008, sí que ha dicho que en aquel encuentro también estaban presentes el exconsejero madrileño Francisco Granados y el exgerente del PP madrileño Beltrán Gutiérrez, del que ha dicho que llevaba la contabilidad bien, como él hacía con la formación nacional.

Bárcenas ha ofrecido estos detalles sin aportar ninguna prueba documental durante su declaración en la Audiencia Nacional ante el juez del caso Púnica, en concreto, en el marco de la pieza donde investiga si el PP de Madrid se financió irregularmente y donde está imputada Esperanza Aguirre, además de Ignacio González y Cristina Cifuentes.

Califica de error la entrevista de Casado en RAC1 y de inaceptables los "ataques" a Abascal

En otro orden de temas, asegura que la entrevista de Casado en la que se refirió a las cargas policiales del 1-O fue "un error" y ha calificado de "inaceptable" que el líder de la oposición haya lanzado "ataques personales" al líder de Vox, Santiago Abascal. En su opinión, los resultados del PP en las elecciones catalanas deberían haber llevado al partido a hacer "alguna reflexión más que cambiar de edificio". "Si hemos girado al centro, tendríamos que haber cogido alguno de los 30 escaños que perdió Ciudadanos", ha apuntado.

En esta línea, la exdirigente 'popular' ha recordado que la formación "no solo" no recogió ninguno de los escaños que perdió el partido naranja, sino que además empeoró los resultados cosechados en 2017. "Amigos míos que votaron a Cs y PP votaron a Illa pensando en el voto útil. Lo que fue un error fue la entrevista que hizo en RAC1", ha opinado.

En concreto, Aguirre se ha referido de esta forma a las declaraciones en las que Casado reconoció que "decidió" personalmente no comparecer ante los medios el 1 de octubre de 2017 como portavoz del partido por estar en desacuerdo con el método usado por el Gobierno para hacer frente a la celebración del referéndum. "Lo que se estaba viendo en la televisión era algo que, en mi opinión, se tenía que haber evitado", señaló en la radio catalana.

Así, para Aguirre el traslado de la sede del PP de Génova 13, que ya se planteó con los resultados electorales de abril, podría buscar mejorar las "finanzas del partido". "No sé, porque nunca he estado en la dirección nacional, pero lo que digo es que no puede ser la única reflexión que hagamos", ha insistido.

Por otro lado, la expresidenta de la Comunidad de Madrid ha afeado a Casado el tono utilizado durante la moción de censura de Vox a Pedro Sánchez, en la que el líder del PP cargó contra Abascal. "Una cosa es decir que no a la moción de censura y otra los ataques personales. Me parece que es inaceptable, francamente", ha reconocido Aguirre.

Preguntada por la negociación entre PSOE y PP para renovar el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), Aguirre ha recordado que el exministro de Justicia Alberto Ruiz Gallardón se presentó durante su mandato en la Comisión de Justicia y "dijo que iba a cambiar la ley" para que no se "diera el obsceno espectáculo de que los políticos nombren a los jueces que les tienen que juzgar".

"Para mí, lo que fue una vergüenza para todos nosotros fue cuando tuvimos mayoría absoluta no hacer lo que teníamos en el programa electoral", ha lamentado Aguirre, que ha señalado que, si ella fuera Casado, preguntaría cuántos vocales corresponden al PP para después dejar que los jueces fuesen los que los eligiesen.