Sánchez reconoce una España ‘exhausta’, arruinada y sin vacunas y pide ‘unidad’ con su Gobierno roto

El presidente anuncia 11.000 millones de euros de ayudas a empresas, pymes y autónomos y sigue sin saber cuándo tendrá las vacunas

El presidente Sánchez ha reconocido en el Parlamento que la sociedad española está ‘exhausta’, ha anunciado nuevas ayudas económicas de 11.000 de euros, reconoce que la respuesta económica del Ejecutivo ha sido insuficiente y que aún no hay vacunas. Y ha pedido el Presidente al resto de los partidos políticos ‘unidad’ y olvidar los discursos de ‘enfrentamiento y de odio’, que practica su vicepresidente Iglesias desde el Gobierno.

El mismo Gobierno desde donde se ataca a la democracia y las primeras instituciones del Estado (La Corona, la Justicia) y la Prensa, se pacta con el golpismo catalán y se ha fracasado en la lucha contra la pandemia (no hay vacunas ni fecha fija para que lleguen) y contra la crisis económica y social para la que ahora el Gobierno anuncia ayudas de hasta 11.000 millones de euros para empresas, pymes y autónomos, especialmente para el turismo y la hostelería, que llegan tarde y aún son insuficientes.

El principal responsable de la España ‘exhausta’ y de este Gobierno tan ineficaz  es el Presidente Sánchez. Aunque los ataques a la democracia y a las instituciones son obra del vicepresidente Pablo Iglesias. Pero mientras Sánchez mantenga a Iglesias en el Gobierno y además insista en pactar en Cataluña un gobierno con los golpistas de ERC no habrá unidad política.

Ni habrá eficacia contra la pandemia y la crisis económica con un gobierno que ha fracasado en sus previsiones y gestión, con ministerios absurdos y ministros que no existen (Garzón, Castells, Rodríguez, Maroto, I. Montero y Duque), y que necesita una profunda remodelación. Incorporando un equipo  de primer nivel, como ha reunido Mario Draghi en Italia. O como el de Merkel y Macron en Alemania y Francia.

Y lo que debe hacer Sánchez, si quiere abrir el camino de la unidad política, es expulsar a Iglesias y sus ministros de UP del Gobierno y sin más dilación. Pero si Sánchez no rompe con Iglesias y no reforma el Gobierno no habrá unidad política, ni pacto en las instituciones como el Poder Judicial, ni habrá resultados en la gestión ni ‘paz social’ ‘orden público’, porque muchos de los jóvenes que apoyaron en pasados días las violentas protestas en apoyo de Hasel lo hicieron también por su situación ruinosa y desesperación.

RELACIONADO