El Partido Popular promueve una declaración para que el Congreso condene la violencia en las protestas por Hasel

Ascienden a 113 los detenidos en Cataluña en una semana de protestas por la entrada en prisión del rapero

Los Mossos d'Esquadra y las policías locales han detenido a 113 personas en una semana de disturbios en Cataluña en las protestas contra el encarcelamiento del rapero Pablo Hasel, que se iniciaron el pasado martes y que este lunes fueron a la baja, con menos asistentes y apenas incidentes. Estas protestas han llevado al PP a solicitar que el Pleno del Congreso apruebe una declaración institucional de condena de los actos de violencia que han tenido lugar en los últimos días, una iniciativa para la que se requiere unanimidad.

Así lo ha anunciado en rueda de prensa la portavoz del Grupo Popular, Cuca Gamarra, quien ha mostrado su deseo de que ningún grupo se oponga a la aprobación de ese texto porque, según ha dicho, la condena de la violencia es "la base de la democracia".

"No caben discursos del odio ni ningún discurso que aliente la violencia en nuestro país", ha apostillado Gamarra, cuyo partido es uno de los que ha acusado de Podemos de alentar esas manifestaciones violentas que han tenido lugar en los últimos días, especialmente en Barcelona.

Aunque no ha dado a conocer la redacción de la declaración que han defendido ante la Junta de Portavoces y trasladado ya a los distintos portavoces, Gamarra ha subrayado la necesidad de enviar "un mensaje claro y rotundo de apoyo a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad", incluidas las policías autonómicas y de "condenar sin paliativos cualquier acto violento" que se realice para "llevar a cabo cualquier objetivo".

Balance de heridos y detenidos

Según han informado fuentes policiales, en las protestas de este lunes los Mossos detuvieron a tres personas en Barcelona -dos de ellas con un requerimiento judicial previo-, mientras que la Guardia Urbana arrestó a otra. De los cuatro detenidos este lunes, uno de ellos era menor de edad, según las fuentes.

Desde que se iniciaron los disturbios tras la detención y encarcelamiento de Hasel -el pasado martes, 16 de febrero- se han registrado 113 detenciones: 18 el martes, 33 el miércoles, 8 el jueves, 4 el viernes, 38 el sábado, 8 el domingo y 4 el lunes.

De todos los arrestados hasta el momento que ya han pasado a disposición judicial, dos de ellos han ingresado en prisión preventiva.

Un centenar de heridos

Los disturbios iniciados el martes de la semana pasada contra la prisión de Hasel se han saldado con más de un centenar de heridos, entre ellos 91 agentes de la policía catalana y una manifestante que perdió un ojo.

Pablo Hasel ingresó en prisión para cumplir una condena de 9 meses que le impuso la Audiencia Nacional en 2018 por enaltecimiento del terrorismo, por alabar en 2014 en Twitter a ETA y los Grapo, y que fue ratificada por el Supremo. La pena inicial era de dos años, aunque la Audiencia la rebajó a 9 meses porque ambas organizaciones terroristas ya no estaban activas.

En la misma causa, Hasel fue condenado a 24.300 euros de multa por injurias a la Corona y a las fuerzas de seguridad.