Los nombres de las 1.081 mujeres asesinadas por la violencia machista resuenan en el Congreso ante el negacionismo de Vox

La mayoría de grupos parlamentarios en el Congreso han enumerado, este martes los nombres de las 1.081 asesinadas por violencia de género en España, desde que se tienen datos (2003), durante el debate de toma en consideración de la proposición de ley de Vox sobre violencia intrafamiliar en la que se pide la derogación de la Ley de Violencia de Género.

"En recuerdo de todas las mujeres asesinadas, desde nuestro grupo parlamentario decimos alto y claro que la violencia sí tiene género frente a quienes intentan negar la realidad", han señalado al inicio de sus intervenciones los portavoces de PSOE, Unidas Podemos, ERC, PNV, EH Bildu, CUP, Compromís, Junts, BNG, Más País-Equo.

Tras esta introducción, cada uno de ellos ha leído una parte de la lista de las más de 1.000 asesinadas por esta lacra, entre los aplausos del resto de partidos presentes, a excepción de Vox.

Los distintos grupos han acordado este gesto ante el negacionismo de Vox, que pretende derogar la Ley contra la violencia de género y el Pacto de Estado mediante una proposición de ley de violencia intrafamiliar debatida este martes en el Pleno del Congreso.

Según han explicado los socialistas, esta iniciativa se ha trasladado a todos los grupos presentes en la Cámara baja, aunque PP y Ciudadanos han rechazado participar. Ambas formaciones han señalado en su intervención que apoyan el aplauso a las víctimas de la violencia de género y se han mostrado en contra de la propuesta de Vox a debate.

"El PP aplaude a víctimas violencia género como también aplaudimos en su día a las víctimas del terrorismo, siempre en nuestro recuerdo", ha dicho la popular Alicia García, quien ha reiterado que esta violencia existe pero la lucha contra ella "no es monopolio de nadie". García ha acusado a Vox de querer poner un "cordón sanitario" a la lucha contra la violencia de género mediante un texto "con ideas apolilladas que huele a naftalina", que "legisla contra las mujeres" y alimenta un "discurso negacionista que sólo sirve para añadir más dolor al dolor y más miedo al miedo de las víctimas de violencia de género".

Por su parte, desde Cs, la diputada Sara Giménez ha advertido a la formación de Santiago Abascal que no les van a "permitir ni un solo retroceso en esta materia" y ha señalado que su proposición de ley tan sólo aspira a negar la violencia de género. "Frente a la violencia machista no debe haber colores políticos y en estos aplausos y en esta causa debemos seguir todos unidos y adelante. Ni un paso atrás", ha concluido Giménez.