Tensión entre PSOE, PP y UP por la renovación del Poder Judicial, que continuará con los nombramientos

Confusión en torno a la renovación del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ). El PP asegura que ve muy cerca el pacto para renovar el CGPJ al entender que el PSOE ha aceptado dejar a Podemos fuera de las negociaciones, algo que niega la formación morada y que matizan los socialistas: el Gobierno negocia en nombre de la coalición. Sea cual sea la realidad, ambas partes ven próximo el acuerdo. Aunque el presidente del órgano de gobierno de los jueces, Carlos Lesmes, había decidido aparcar los nombramientos de cargos judiciales que iba a realizar este jueves el pleno, la 'rebelión' de ocho de sus vocales obliga a continuar con las designaciones.

En una entrevista en la Cadena Cope, el secretario general del Partido Popular, Teodoro García Egea, aseguró a primera hora de este lunes que el PSOE había aceptado la condición de los de Pablo Casado para apartar a Podemos de la negociación para la renovación del Poder Judicial, lo que acerca el pacto entre ambos. El dirigente del PP ha afirmado que la formación morada "está al margen de cualquier negociación" y "no va a estar" ni va a "tener personas" en el órgano de Gobierno de los jueces. Éste es para Egea "el camino adecuado para renovar las instituciones y fortalecer su independencia" ya que "el pirómano no puede elegir al bombero".

Pocos minutos después del anuncio de Egea, Moncloa se pronunció para asegurar que "todo sigue igual", según recoge RTVE en el programa La Hora de la 1. Esas mismas fuentes han reconocido que "hay avances en la negociación, pero falta llegar a un consenso sobre algunos nombres", en una reacción casi inmediata a las palabras de García Egea.

Por su parte, el secretario de Organización del PSOE, José Luis Ábalos, rechazó este lunes los "vetos" y los "chantajes" del PP para negociar la renovación, pero no ha respondido a si el acuerdo contará o no con el visto bueno de Unidas Podemos. Asegura que es "absolutamente necesario" llegar a un consenso "cuanto antes", como así exige la Constitución, y a mostrar su deseo de que ese eventual pacto sea el inicio para actualizar el resto de órganos constitucionales pendientes de renovar.

Desde el Gobierno se opta por la prudencia y remiten al desarrollo de las negociaciones, que sí admiten que han tenido un punto de inflexión después de la conversación telefónica que la pasada semana mantuvieron el jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez, y el líder del PP, Pablo Casado. Un charla tras la que tanto desde el Gobierno como desde el Partido Popular se coincide en que el acuerdo puede estar cercano e, incluso, ser inminente.

El portavoz de Unidas Podemos en el Congreso, Pablo Echenique, ha tachado este lunes en RTVE de "noticia falsa" que su formación vaya a quedar excluida de la negociación con el PP para la renovación del Poder Judicial, como ha asegurado García Egea. "No sé por qué ha mentido (el PP) pero ha mentido", ha respondido Echenique, que ha apuntado a que una posibilidad es que exprese esa posición "para sabotear" la negociación o porque "tiene miedo de que Vox le acuse de ser la "derechita cobarde".

El rechazo a que Podemos participe en las negociaciones no es nuevo. El pacto cerrado en 2008 para renovar el CGPJ, que acabó saltando por los aires, fue también fraguado entre el PSOE y el PP y luego los socialistas negociaron en paralelo con Podemos, que asumió como propios varios de los candidatos sin conseguir que entrara en ese órgano Victoria Rosell, actual delegada del Gobierno contra la Violencia de Género.

El pacto entre PP y PSOE para renovar el CGPJ dependería del cumplimiento de las otras dos condiciones del PP: avanzar en la despolitización de la justicia, impidiendo que haya "políticos que den el salto de la política al órgano del gobierno de los jueces" y reforzar la independencia.

El CGPJ continuará con sus nombramientos

Poco después del anuncio de Egea, el presidente del CGPJ, Carlos Lesmes, había decidido aparcar los nombramientos de cargos judiciales que iba a realizar este jueves el pleno, sin embargo la 'rebelión' de ocho de sus vocales le obliga a continuar con los nombramientos.

Según han informado las fuentes consultadas, este grupo de vocales del llamado sector conservador  han presentado una petición formal recordando que los artículos 35 y 36 del Reglamento de Organización y Funcionamiento del Consejo General del Poder Judicial establece que si al menos cinco vocales solicitan la discusión de un asunto debe incluirse en el orden del día. En este sentido, Lesmes estaría obligado a incluir finalmente en el orden del día de la sesión plenaria del jueves el debate sobre los nombramientos, cuya calificación ya ha sido realizada por la Comisión Permanente.

Los ochos vocales que realizan esta propuesta pertenecen tanto al bloque progresista como al conservador. Se trata de José María Macías, Vicente Guilarte, José Antonio Ballestero, María Ángeles Carmona, Gerardo Martínez-Tristán, Roser Bach, Enrique Lucas y María Victoria Cinto.

Según han explicado las fuentes consultadas, este grupo de vocales consideran que la decisión de debatir o no los nombramientos pendientes es del Pleno y no únicamente del presidente. "La potestad de nombrar o no nombrar la tiene el Pleno", subrayan.

Lesmes ha acordado paralizar los nombramientos al igual que ya se hizo en enero y junio del año pasado cuando parecía que el PSOE y PP podrían alcanzar un acuerdo para renovar a los vocales del órgano de gobierno de los jueces, en funciones desde diciembre de 2018. Las mismas fuentes apuntan que, tal y como ocurrió en ese momento, es el Pleno el que debe valorar la situación de si seguir adelante con los nombramientos o esperar a ver cómo se desarrollan los acontecimientos, mas aún teniendo el precedente de que en aquellas dos ocasiones las negociaciones fueron frustradas.

El presidente del CGPJ también habría tenido en cuenta la división que existe dentro del seno del Pleno, ya que no todos los vocales están de acuerdo en hacer nombramientos de cargos discreccionales.

Las fuentes consultadas recuerdan que todos los nombramientos de cargos judiciales que se han aprobado durante el tiempo que el CGPJ lleva en funciones --desde el 4 de diciembre de 2018-- se han realizado con el voto a favor de la mayoría de los vocales, algo que podría no darse en la reunión del jueves.

El Pleno tenía previsto designar a dos nuevos magistrados de Sala de lo Civil del Tribunal Supremo --vacantes por la jubilación de sus dos titulares-- y otro en la Sala de lo Social del alto tribunal. También pretendían nombrar a los presidente de los tribunales superiores de Justicia de Canarias y País Vascos y de las audiencias provinciales de Almería y Salamanca, además de un magistrado en la Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco.

RELACIONADO