El PP asegura que el PSOE ha aceptado excluir a UP del diálogo sobre el CGPJ y Moncloa lo niega

Los socialistas rechazan los "vetos" de los populares para la negociación y no aclaran si el acuerdo tendrá el visto bueno de Podemos

El secretario general del Partido Popular, Teodoro García Egea, ha asegurado este lunes que el PSOE ha aceptado la condición de los de Pablo Casado para apartar a Podemos de la negociación para la renovación del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), lo que acerca el pacto entre ambos. El dirigente del PP ha afirmado en una entrevista con la cadena Cope que Podemos "está al margen de cualquier negociación" y "no va a estar" ni va a "tener personas" en el órgano de Gobierno de los jueces. Éste es para Egea "el camino adecuado para renovar las instituciones y fortalecer su independencia" ya que "el pirómano no puede elegir al bombero".

El presidente del Consejo General del Poder Judicial y del Tribunal Supremo, Carlos Lesmes, ha acordado no incluir en el orden del día del Pleno que se celebra el próximo jueves los nombramientos de cargos judiciales debido a las nuevas negociaciones que se están llevando a cabo. Asimismo, Lesmes también habría tenido en cuenta que todos los nombramientos de cargos discrecionales que se han aprobado por un GGPJ en funciones desde diciembre de 2018 se han realizado por el voto favorable de la mayoría del Pleno, algo que parece ser que ahora no se daría.

Pocos minutos después del anuncio de Egea, Moncloa se ha pronunciado para asegurar que "todo sigue igual", según recoge RTVE en el programa La Hora de la 1. Esas mismas fuentes han reconocido que "hay avances en la negociación, pero falta llegar a un consenso sobre algunos nombres", en una reacción casi inmediata a las palabras de García Egea.

Por su parte, el secretario de Organización del PSOE, José Luis Ábalos, ha rechazado este lunes los "vetos" y los "chantajes" del PP para negociar la renovación, pero no ha respondido a si el acuerdo contará o no con el visto bueno de Unidas Podemos. Asegura que es "absolutamente necesario" llegar a un consenso "cuanto antes", como así exige la Constitución, y a mostrar su deseo de que ese eventual pacto sea el inicio para actualizar el resto de órganos constitucionales pendientes de renovar.

Desde el Gobierno se opta por la prudencia y remiten al desarrollo de las negociaciones, que sí admiten que han tenido un punto de inflexión después de la conversación telefónica que la pasada semana mantuvieron el jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez, y el líder del PP, Pablo Casado. Un charla tras la que tanto desde el Gobierno como desde el Partido Popular se coincide en que el acuerdo puede estar cercano e, incluso, ser inminente.

El pacto entre PP y PSOE para renovar el CGPJ dependería del cumplimiento de las otras dos condiciones del PP: avanzar en la despolitización de la justicia, impidiendo que haya "políticos que den el salto de la política al órgano del gobierno de los jueces" y reforzar la independencia.

El secretario general del PP ha aludido al respecto a la fiscal general del Estado, Dolores Delegado, a la que ha acusado de usar la Fiscalía en favor de los intereses partidistas del PSOE por negociar con el excomisario José Manuel Villarejo o el extesorero del PP Luis Bárcenas.

El PP ha pedido el relevo de Delgado de forma pública y privada, ha recalcado Egea, que ha apuntado además que la proposición de ley del PP propone que no pueda asumir la Fiscalía General del Estado quien haya ejercido un cargo político en los diez años anteriores.

A juicio de los populares, sería "deseable" que en el acuerdo con el PSOE se incluyeran todos los órganos pendientes de renovación -lo están también el Tribunal Constitucional, RTVE o el Defensor del Pueblo- con "premisas y bases objetivas".

El secretario general del PP ha explicado que en lo referente al TC se negocia la actual renovación y no los nombramientos del próximo año, cuando podría haber "elecciones" o incluso un Gobierno distinto por la "inestabilidad" entre los socios de la coalición.

Un problema, el de la coalición, que deberá solucionar Pedro Sánchez, que según Egea gobierna con Podemos es porque quiso ya que rechazó los acuerdos de estado que ofertó Casado.

Preguntado por la posibilidad de una moción de censura tras acusar a la "mitad del Gobierno" de estar “incendiando la calle”, Egea ha defendido que no dan los números y que replicaría el efecto de la de Vox: "reforzar al Frankenstein y que Pedro Sánchez saliese aclamado por sus socios para dar un nuevo impulso a la legislatura".

La moción deberá ser por tanto en las urnas, donde el PP aspira a unir al centro derecha por "la base" y entorno a sus propias siglas ya que es "difícil" una alianza con Vox, al que ha criticado por su posición en Europa o por permitir la tramitación de los fondos europeos.

Podemos lo niega

El portavoz de Unidas Podemos en el Congreso, Pablo Echenique, ha tachado este lunes en RTVE de "noticia falsa" que su formación vaya a quedar excluida de la negociación con el PP para la renovación del Consejo General del Poder Judicial, como ha asegurado el secretario general de ese partido, Teodoro García Egea.

"No sé por qué ha mentido (el PP) pero ha mentido", ha respondido Echenique, que ha apuntado a que una posibilidad es que exprese esa posición "para sabotear" la negociación o porque "tiene miedo de que Vox le acuse de ser la "derechita cobarde".

También el secretario de Organización del PSOE, José Luis Ábalos, ha asegurado este lunes que los negociadores del Gobierno con el PP para la renovación del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) representan tanto a los socialistas como a su socio de coalición, Unidas Podemos.

Por otra parte, Echenique ha dicho que no tiene información sobre si habrá esta semana un encuentro entre el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el vicepresidente segundo, Pablo Iglesias, pero ha dicho que la interlocución con el socio de coalición es "permanente a todos los niveles".

RELACIONADO