El posible ‘Pacto de la Justicia’ de Sánchez y Casado amenaza el Govern ‘tripartito’ catalán

Podemos podría sumarse al Govern separatista de ERC, JxC y la CUP si Sánchez los excluye del Poder Judicial

Los acontecimientos políticos de este país se suceden a gran velocidad. Y ese vertiginoso ritmo no va a frenarse de cara a la formación del nuevo Govern de Cataluña donde Pedro Sánchez pretende constituir un ‘tripartito’ que presida Salvador Illa con apoyos de PSC, ERC y Podem.

Y mientras que Oriol Junqueras espera que su candidato de ERC, Pere Aragonés, sea quien presida el nuevo Ejecutivo catalán con los votos de ERC, JxC, CUP y con Podem. Partido que si da ese paso se sumaría al gobierno separatista rompiendo con el PSC y dejando en franca evidencia a Sánchez y al Gobierno de España.

Semejante decisión puede ser la venganza o respuesta del vicepresidente Iglesias frente al presidente Sánchez, si este decidiera excluir a Podemos de la renovación del Consejo General del Poder Judicial, como lo pide el PP. Y lo que parece estar a punto de fraguarse una vez que Podemos tiene prácticamente rotos casi todos los puentes en el Gobierno de coalición.

Especialmente con sus divergencias de todo orden en las políticas sociales, sus ataques a la democracia española y también por negarse a condenar la violencia de los manifestantes que han apoyado al no menos violento Hasel y que jaleó Echenique desde Podemos.

La escalada de desencuentros entre los ministros del PSOE y Podemos no cesa y se proyecta en una batalla ante la opinión pública y en los principales medios de comunicación.

En los que aparece la larga mano de la vicepresidenta Carmen Calvo -una filtradora habitual de la propaganda monclovita- que no cesa de pasar datos y argumentos contra Podemos a los informadores habituales que ella utiliza para imponer su versión.

Al tiempo, que es Calvo la que coordina el frente de ministros socialistas en contra de Iglesias entre los que están Calviño, Robles, Marlaska, Laya y MJ Montero. Los que, en los últimos días, han salido a dar la cara en contra de Iglesias y de las provocaciones de su adjunto Echenique.

Pero los desencuentros de Sánchez e Iglesias en la política nacional están a punto de trasladarse a Cataluña si En Comú Podem, la coalición de Iglesias y Colau, acepta la oferta de Aragonés de sumarse a un gobierno separatista con ERC, JxC y CUP que tenga por bandera la amnistía de los presos y los prófugos golpistas y el referéndum de autodeterminación.

Pero si Iglesias da ese paso Sánchez tendrá difícil justificar su presencia en el Gobierno de España donde el líder de Podemos, convencido que parece de que la coalición se ha terminado, no cesa de traspasar líneas rojas para ver si Sánchez es capaz de cesarlo de una vez poniendo al pacto un punto final.

RELACIONADO