El PSOE ve abierto un camino de esperanza con una gran perdedora, la derecha

El secretario de Organización del PSOE, José Luis Ábalos, considera que el triunfo de los socialistas en las elecciones catalanas ha abierto un camino de esperanza para el reencuentro y han tenido como gran perdedora a la derecha.

Ábalos ha sido el encargado de valorar en nombre de la Ejecutiva del PSOE los resultados de los comicios celebrados en Cataluña este domingo y en los que Illa ha sido el candidato más votado.

El dirigente socialista y ministro de Transportes ha expresado la satisfacción y orgullo del PSOE por la victoria del PSC de la mano de Illa y por haber duplicado los escaños logrados en 2017.

Ha destacado la implicación del presidente del Gobierno y líder del PSOE, Pedro Sánchez, en la campaña de las elecciones y que ha considerado que ha tenido un reflejo en los resultados.

"Illa ha demostrado que es quien mejor encarna las aspiraciones del pueblo catalán harto de la división, el inmovilismo, la confrontación estéril y de que se ignoren sus legítimos anhelos de progreso económico y bienestar social", ha añadido

De la misma forma, ha lamentado la "extraña alianza" conformada contra Illa y que ha dicho que ha abarcado desde el independentismo hasta la extrema derecha después de que "se hayan acostumbrado a sacar rédito del conflicto político en Cataluña".

Para el PSOE, la gran perdedora de las elecciones ha sido la derecha que considera que Cataluña es un problema porque es incapaz de entender la diversidad y la pluralidad.

"Una derecha que no tiene nada que ofrecer a los catalanes y que de manera irresponsable se limita a jugar la baza del anticatalanismo en el resto de España, y una derecha independentista que sólo ofrece frustración y depresión en el otro lado", ha añadido.

Frente a todo ello, ha considerado que la esperanza se ha abierto camino apostando por el futuro, la moderación, la reconciliación y el diálogo.

"Ha sido un voto mayoritario por el reencuentro y la convivencia", ha recalcado para garantizar después que los socialistas no van a defraudar la confianza depositada en ellos.