Los críticos de Cs piden "regeneración" y la salida de Arrimadas y Carrizosa, que descartan esa opción

El partido celebra hoy una reunión urgente del Comité Ejecutivo para analizar los resultados

Los diputados, concejales y afiliados del sector crítico de Ciudadanos han hecho público un comunicado en el que piden una "profunda regeneración" en la dirección de Cs y "cambios de liderazgo a nivel nacional y de Cataluña", esto es, la salida de Inés Arrimadas y Carlos Carrizosa. "La pérdida de casi un millón de votos en Cataluña, y la huida continua y sin parangón de afiliados y cargos electos muestran a todas luces un liderazgo y una estructura de partido que no funciona", por lo que exigen, en una carta enviada a los medios, "responsabilidades" de forma "imprescindible e inaplazable".

Los críticos han recordado que este 14-F es "el tercer fracaso electoral bajo la presidencia de Inés Arrimadas" tras las elecciones gallegas y vascas.

"Ciudadanos debe abordar una profunda regeneración, debe acometer sin dilación una mejora sustancial en transparencia y rendición de cuentas y por supuesto debe ampliar la capacidad de participación y decisión de los afiliados para recuperar la ilusión y esperanza", han defendido.

Para los críticos, el resultado no se deben solo a una "mala campaña electoral, sino de un cúmulo de desaciertos, de errores estratégicos y de comunicación, de liderazgo y dirección que se han ido produciendo estos últimos años y que culminan con una campaña electoral fallida".

En ese sentido, han apuntado que "seguramente el primer error fue la marcha de Inés al Congreso" pues demostró "la imagen de falta de confianza en la propia capacidad para articular, entorno a Cs, una auténtica alternativa de gobierno al independentismo".

Asimismo, han apuntado otros fallos como no presentar una moción de censura al expresident Carles Puigdemont, "mostrarse como un eterno partido de oposición" o pretender aglutinarse electoralmente con PP y PSC para concurrir juntos en coalición electoral "en vez de mostrar a Cs como un proyecto diferenciado".

Por otro lado, han citado que la dirección se ha "distanciado" de las bases y ha faltado transparencia y democracia interna en movimientos importantes como la elección de Carrizosa, sin mediar primarias, como candidato a la Generalitat tras una presunta renuncia de Lorena Roldán, que ha acabado en el PPC.

Entre otros, forman parte del sector crítico el concejal por Sarrià (Barcelona) Pedro Miret, y diputados como Antonio Espinosa, Carmen de Rivera, Sergio Sanz o María Valle.

Arrimadas y Carrizosa descartan dimisiones

La presidenta de Ciudadanos, Inés Arrimadas, ha dejado claro este lunes que no tiene intención de dimitir tras la debacle sufrida por su partido en las elecciones autonómicas catalanas, de la que culpa principalmente a la baja participación de los catalanes constitucionalistas, y también ha descartado la destitución de otros dirigentes de la formación naranja. El partido celebra hoy una reunión urgente del Comité Ejecutivo para analizar los resultados.

"Yo voy a seguir delante de este proyecto, además creo que con un apoyo del partido", ha declarado en una entrevista en Onda Cero un día después de que Ciudadanos se quedara con seis escaños en el Parlament y cayera al séptimo puesto, después de haber ganado las elecciones en 2017 con 36 escaños.

Sobre la posibilidad de que alguno de los actuales dirigentes del partido dimita o sea relevado de su cargo, Arrimadas ha contestado: "Creo que si esto solucionara el problema, estaríamos en otro escenario, pero la verdad es que no".

Aunque ha admitido que es "terrible" para Cs haber perdido tantos diputados, ha insistido en que esto era lo previsible ante una participación tan baja, concretamente del 53,42%, que además ha permitido al independentismo salir "totalmente reforzado".

La formación naranja ha sufrido otro derrumbe histórico al obtener un 5,56% de los votos y seis escaños en las que ha perdido el 83% de los diputados que consiguió en 2017.

Reconocen que no han sabido "movilizar" a su electorado

El candidato de Cs a la Presidencia de la Generalitat, Carlos Carrizosa, afirmaba tras conocer los resultados que Cs no ha sabido movilizar al electorado constitucionalista como hubiera querido para el 14-F y que seguirán trabajando en el Parlament "desde la moderación y la capacidad de pacto". En su intervención para valorar los resultados, ha insistido en que el partido seguirá "haciendo lo mismo que ha hecho desde el año 2006: defender al constitucionalismo desde el centro, y con absoluta firmeza en la lucha por las libertades en Cataluña y la democracia".

Para Carrizosa, es una mala noticia el aumento de escaños de los partidos independentistas, que considera que no representa a la mayoría de la sociedad catalana: "No tienen esa mayoría social, pero sí que van a tener una mayoría más amplia en el Parlament".

En la misma dirección ha apuntado la presidenta del partido, Inés Arrimadas, que ha lamentado los datos de participación y suscribe las palabras de su compañero lamentando que no han sabido movilizar a su electorado. Arrimadas ha explicado que ha llamado al candidato socialista para felicitarle por su victoria este domingo.