Estados Unidos pide a la OMS un informe sin alteraciones chinas de la visita a Wuhan

El Gobierno cree que existen sospechas de manipulación por parte de Pekín y pide a la OMS independencia porque su "credibilidad está en juego"

La Administración estadounidense ha pedido a la Organización Mundial de la Salud (OMS) un informe "independiente" y sin cualquier alteración que pudiera hacer el Gobierno chino sobre el viaje de sus especialistas a la ciudad de Wuhan, la población considerada como el origen de la pandemia de coronavirus.

El asesor de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, Jake Sullivan, ha expresado en un comunicado su preocupación por la forma en la que la OMS está distribuyendo sus primeros resultados de la investigación y recuerda a la organización, a la que Estados Unidos se ha reincorporado recientemente, que su credibilidad está en juego.

"La misión de la OMS nunca ha sido tan importante como hasta ahora y tenemos un profundo respeto por los expertos. Es por ello que el presidente, Joe Biden, revirtió la decisión de la Administración Trump de abandonar la OMS", apunta Sullivan antes de avisar que este retorno implica que la organización debe "responder al estándar más alto" de confianza.

"La credibilidad de la OMS es una prioridad fundamental", añade Sullivan antes de expresar sus "profundas preocupaciones sobre la forma en que se comunicaron los primeros hallazgos de la investigación sobre la COVID-19 y sobre el proceso utilizado para llegar a ellos".

Ante las sospechas de manipulación por parte de Pekín, Estados Unidos considera así "imperativo" que este informe sea "independiente, con hallazgos de expertos libres de intervención o alteración por parte del Gobierno chino"

Asimismo, "para comprender mejor esta pandemia y prepararse para la próxima, China debe poner a disposición sus datos desde los primeros días del brote", pide Estados Unidos.

"De cara al futuro, todos los países, incluida China, deben participar en un proceso transparente y sólido para prevenir y responder a las emergencias sanitarias, de modo que el mundo aprenda lo más posible lo antes posible", concluye el comunicado.