El equipo legal de Trump cierra su defensa eludiendo preguntas sobre el asalto al Capitolio

Los abogados de Trump se negaron a responder a Bernie Sanders acerca de si consideraban que las acusaciones de fraude electoral vertidas por Trump eran mentira o si piensan que ganó las elecciones

Los abogados del expresidente de Estados Unidos Donald Trump han terminado este viernes su defensa en el juicio político al que se está sometiendo en el Senado con una ronda de preguntas en la que han aludido varias de las cuestiones de los senadores sobre la actuación de Donald Trump durante el asalto al Capitolio.

Al comenzar esta cuarta sesión, la defensa del magnate ha calificado el cargo de incitación a la insurrección por el que se le imputa como un "abuso atroz", en palabras del letrado Michael Van der Veen.

"El artículo de 'impeachment' es un acto injusto y flagrantemente anticonstitucional de venganza política", ha declarado Van der Veen en su comparecencia inicial, sobre un "abuso atroz" de la Constitución "que solo contribuye a la división del país en un momento en que hay que mostrar unidad sobre las prioridades que compartimos", según declaraciones recogidas por Bloomberg.

El equipo legal de Trump también ha recurrido a material audiovisual para ilustrar su defensa, en su caso mostrando imágenes de revueltas en el marco de las manifestaciones raciales que se han celebrado a lo largo del año pasado en Estados Unidos, deslizando que los demócratas apoyaban esos actos violentos que se produjeron.

Al mismo tiempo se ha dado paso a una serie de vídeos en los que varios representantes y líderes del Partido Demócrata pedían a sus votantes "luchar", algo que ha utilizado Der Veen para aclarar que esa "no es la cuestión", sino el derecho de que "todo discurso político debe ser protegido", en la línea de apelar a la Primera Enmienda que los abogados utilizaron el primer día 'impeachment'.

David Schoen, otro de los abogados de la defensa, ha ilustrado su intervención con más imágenes, en las que varias figuras del Partido Demócrata hacían uso de una "acalorada" retórica contra Trump, entre ellos el propio presidente de Estados Unidos, Joe Biden, quien en 2018 aseguró que "si estuvieran en el instituto, le llevaría a la parte de atrás del gimnasio para darle una paliza".

La bravuconada de Biden se produjo en referencia a otra tropelía verbal de Trump, quien en 2005 hizo comentaros lascivos sobre una mujer en un programa de televisión, destapados en 2016 por 'The Washington Post'.

Sin respuesta

Tras las alegaciones de la defensa, ha tenido lugar una ronda de preguntas y respuestas que ha durado en torno a dos horas. En un principio, los demócratas han focalizado sus preguntas en cómo las afirmaciones de Trump sobre el fraude electoral habían radicalizado a sus seguidores mientras que los republicanos han cuestionado si este juicio ha sido diseñado como "un espectáculo".

Entre los principales temas en las últimas horas de la sesión ha estado si el expresidente Donald Trump tomó medidas para detener el asalto. "La razón por la que esta pregunta sigue apareciendo, es porque no hemos obtenido respuesta", ha dicho la demócrata Stacey Plaskett.

El abogado Michael van der Veen ha desechado una pregunta de las senadoras republicanas Susan Collins y Lisa Murkowski sobre qué acciones tomó Trump una vez que comenzó el asalto y ha argumentado que "con las prisas por presentar este 'impeachment' no ha habido absolutamente ninguna investigación al respecto", según recoge la agencia Bloomberg.

Asimismo, el abogado ha respondido que Trump no sabía que el exvicepresidente Mike Pence estaba en peligro al ser preguntado por el tuit que lanzó el expresidente denunciando a Pence de no "haber tenido coraje de proteger al país" y aceptar el resultado de las elecciones de noviembre de 2020.

"En ningún momento se informó al presidente de que el vicepresidente estaba en peligro", ha dicho Michael van der Veen, según recoge CBS News.

El punto más tenso de esta ronda ha sido cuando los abogados de Trump se negaron a responder a una pregunta formulada por el senador Bernie Sanders sobre si consideraban que las acusaciones de fraude electoral vertidas por Trump eran mentira o si realmente piensan que ganó las elecciones.

El abogado de Trump, Michael van der Veen, ha respondido que su "juicio" respecto a ese asunto "es irrelevante para este procedimiento".