El amor posesivo es la metáfora más recurrente en los éxitos de la música pop

Las metáforas más utilizadas en las canciones de amor más populares hablan de cercanía y posesión del otro, según un estudio en el que la Universitat Oberta de Catalunya (UOC) ha analizado los éxitos musicales del pop en Estados Unidos entre 1946 y 2016.

Los autores del estudio son Salvador Climent y Marta Coll-Florit, del Grupo de Investigación en Lingüística Aplicada de los Estudios de Artes y Humanidades de la UOC.

La universidad ha señalado que "desde la aterciopelada Prisoner of love de Perry Como, hasta el éxito viral Love yourself de Justin Bieber, el recorrido por las canciones de amor pop más populares de cada época muestra cómo ha ido cambiando la manera de hablar de romanticismo a lo largo de la historia reciente".

Al respecto, Climent Roca ha señalado que "hay muy pocos estudios que se centren en analizar cualitativamente el discurso que hay detrás de las letras de las canciones de éxito masivo" y que "analizarlo nos ayuda a estudiar tendencias sociales a gran escala".

La investigación constata que el amor es el "elemento central" en 52 de los 71 éxitos musicales de aquel periodo y que aparecen recogidos en el listado que elabora la revista Billboard.

Según el estudio, el 75 % de los temas de más éxito hablan de amor romántico, mientras que el 25 % restante contienen temática erótica y en una veintena de canciones "se dibuja una relación de amor desigual", en la que "uno de los amantes considera al otro como suyo".

En varios casos, además, "el amor se muestra como una forma más de subyugación" y en el 67 % de las canciones "aparece una correlación entre las metáforas de proximidad física y las de posesión; es decir, ambas ideas parecen superponerse", señala la investigación.

"Es normal que en las canciones de amor se recurra a las metáforas sobre proximidad física, porque es algo que se desprende de la experiencia natural de las relaciones amorosas", según los autores, que han añadido que "las metáforas de posesión, en cambio, reflejan un cliché cultural muy arraigado en la cultura popular".

Todas las canciones analizadas "utilizan metáforas para referirse al amor" y "aparecen un centenar de figuras conceptuales que son las más utilizadas", entre las que "destacan las que se refieren al amor como cercanía, posesión, unidad, contacto físico, cautiverio o como un viaje", señala la investigación.

"También es habitual hablar del ser querido como si fuese un niño pequeño (el equivalente a un baby, en inglés) o una comida apetecible", revela el estudio.

El texto señala que a partir de los años setenta la música pop estadounidense "se llenó de metáforas más sensuales y explícitas para hablar de amor" y que las canciones eróticas "se concentran entre los años 1977 y 1982, cuando esta temática protagonizó las seis canciones más escuchadas de cada año".

Entre 1983 y 2016 "las quince canciones más escuchadas tratan sobre la angustia del amor" y entre 1996 y 2008 "se observa otro boom de canciones explícitamente sensuales".