Bárcenas será de los primeros en comparecer en el Congreso en la comisión sobre el 'caso Kitchen'

El extesorero del PP Luis Bárcenas será uno de los primeros comparecientes en acudir a la comisión de investigación del Congreso sobre el caso Kitchen, la presunta operación parapolicial para eliminar pruebas de la caja B del PP, y el PSOE pide conocer si negoció con la dirección actual del PP.

Tanto el PSOE como Unidas Podemos, con mayoría en la Mesa de la comisión, se han mostrado este martes partidarios de que el extesorero figure entre los primeros nombres a los que el Congreso citará, aunque el orden aún no ha quedado cerrado.

"Cada día resulta más interesante que la comparecencia de Bárcenas sea una de las primeras" en la Comisión, ha dicho este martes en rueda de prensa el secretario general y portavoz adjunto del grupo socialista, Rafael Simancas, dos días después de que el extesorero del PP asegurase en una entrevista en El Mundo que negoció con intermediarios de Casado para "enterrar el hacha de guerra". Los ciudadanos, han dicho Simancas, tienen derecho a conocer el contenido de estas "negociaciones" y conocer qué pedían al extesorero los "mandados" por Casado, "qué silencios le reclamaban" o qué le ofrecían a cambio de dichos silencios.

También quieren que Bárcenas explique qué papel ha jugado en estas conversaciones Enrique López, que, según ha subrayado Simancas, "no es el PP del pasado", sino el secretario de Justicia del partido y consejero de Justicia de la Comunidad de Madrid. "Los españoles tienen derecho a saber qué ha estado negociando la dirección actual del PP con el delincuente Luis Bárcenas", ha insistido el dirigente socialista, quien ha lamentado que el líder del PP "no ha reaccionado bien" en este asunto.

En opinión de Simancas, Pablo Casado "ha podido elegir entre limpiar y tapar ha elegido tapar", y por eso los socialistas le exigen "explicaciones, rectificación y responsabilidad".

También Unidas Podemos pide que Bárcenas sea uno de los primeros en ser llamados junto a su mujer, Rosalía Iglesias, porque serían los afectados por el espionaje y el robo de documentación supuestamente orquestado por el PP con medios del Ministerio del Interior. El portavoz adjunto de Unidas Podemos en esta comisión, Enrique Santiago, ha señalado que tenían esta intención "incluso antes" de las últimas revelaciones de Bárcenas, que, como señaló también la Fiscalía, no cambian "mucho" lo ya dicho por el tesorero.

Los morados apuestan además por escuchar primero a los funcionarios, en segundo lugar a los afectados, después a lo superiores de mayor rango y por último a los responsables políticos. El exministro Jorge Fernández Díaz, ha ejemplificado Santiago, "no está muy dispuesto a reconocer lo que hizo y ordenó presuntamente", por lo que debe "ir al final".

La cuestión de citar a Casado

Los dos socios de coalición coinciden en querer escuchar pronto a Bárcenas, pero, mientras que Unidas Podemos reclama citar en segunda ronda al actual líder del PP, Pablo Casado, los socialistas tienen más reticencias, porque el objeto de la comisión es Kitchen, no Gürtel.

Simancas ha recordado que la lista de comparecientes ya se aprobó, pero ha advertido de que la comisión se reservó la posibilidad llamar a otros en función del desarrollo de los debates. "Y ahí lo dejo", ha apostillado.

Unidas Podemos confía en convencer a los socialistas, pues consideran que las declaraciones en las que Casado afirma que ya no hay prácticas corruptas en el PP "ameritan" que existían y que "todos sabían que había algo que corregir".

También el portavoz de ERC, Gabriel Rufián, se ha referido a la supuesta medicación de López con Bárcenas y ha apuntado que el PP era "una maquinaria de corrupción" y que aquellos que llevaban "la pulserita con la bandera de España" debieron de pensar que era una pulsera "de todo incluido" como las de los hoteles del Caribe.

De todos modos, ha dicho Rufián que por la comisión Kitchen pasarán Bárcenas y el excomisario José Manuel Villarejo, "y la ciudadanía podrá ver en la sede de la soberanía popular lo que ese partido hizo toda su historia".

La portavoz del PP, Cuca Gamarra, ha negado que López haya negociado con Bárcenas y que se haya "reunido con nadie", como también han hecho el presidente de su partido, Pablo Casado y el propio consejero madrileño, quien sin embargo ha reconocido que puso en contacto a un empresario amigo de Bárcenas y al abogado del PP.