Rusia irrumpe en la campaña catalana: Lavrov afirma que ‘en España hay presos políticos’

El ministro ruso hizo esta afirmación en un encuentro en Moscú con Borrell en el que el Alto Representante de la UE pidió la liberación de Navalni

Rusia tiene fama de intervenir en los procesos electorales de Occidente con espionajes, manipulaciones de datos y redes sociales, pero ahora acaba de entrometerse directamente y en público en las elecciones catalanas del 14-F  con públicas declaraciones de su ministro de Exteriores Sergei Lavrov en las que ha dicho que ‘en España hay presos políticos’.

Que es exactamente lo mismo que recientemente dijo el vicepresidente del Gobierno Pablo Iglesias al afirmar que ‘Puigdemont es un exiliado político como los de la II Republica española’. Y lo que viene a reconocer Pedro Sánchez cuando anuncia su disposición a indultar a los presos golpistas del independentismo catalán.

Lo que para el secesionismo catalán y los propios presos golpistas, ahora en campaña electoral, no sería una medida de gracia del presidente Sánchez sino una rectificación en toda regla de la sentencia del Tribunal Supremo que según el  ministro ruso Lavrov ha sido manipulada por intereses políticos.

Y claro semejante polémica le ha estallado al Gobierno de Sánchez y al PSC en plena campaña electoral catalana ante la euforia de los secesionistas que ven como sus demandas llegan al Kremlin, las apoya Putin y se difunden en los medios internacionales.

Máxime después de que la ministra de Exteriores González Laya haya tenido que hacer una declaración en respuesta a Lavrov diciendo que ‘En España no hay presos políticos sino políticos presos’ y que Rusia no es reconocida como una democracia, como si lo es España.

Y todo ello con motivo del encuentro celebrado ayer en Moscú entre el Alto Representante de política Exterior y Seguridad de la UE, Josep Borrell y el poderoso ministro de Exteriores de Rusia, Sergei Lavrov.

Una reunión tensa en la que Borrell pidió la liberación de activista opositor ruso Sergei Navalni y de miles de sus seguidores encarcelados en los últimos días. Una petición que esperaba Lavrov y cuya respuesta ya tenía bien preparada al denunciar brutales ‘cargas policiales en Europa’ y al decir a Borrell que en España hay ‘presos políticos catalanes por hacer celebrado un referéndum, haber sido condenados por una sentencia condicionada por presiones políticas, sentencia que no ha sido reconocida en los tribunales de Bélgica y Alemania cuando España solicitó la extradición de Puigdemont.

Y solo le faltó recordar a Lavrov que el vicepresidente del Gobierno Pablo Iglesias reconoció recientemente que en España hay ‘exiliados políticos’, o que Sánchez pretende rectificar la sentencia de los tribunales españoles con los indultos que ha anunciado.

O sea un nuevo impulso ruso a la campaña electoral catalana cuando aún no se sabe si habrá compromisarios suficientes para constituir las mesas electorales por causa de la pandemia.

Y cuando en socorro del PP, ahora acosado por ‘la confesión de Bárcenas’, apareció ayer en Barcelona Cayetana Álvarez de Toledo con críticas al secesionismo y a Vox. Y mientras siguen las discrepancias entre ERC y JxCAT, cuando entramos por fin en la última semana electoral.

RELACIONADO