La pandemia sigue a la baja en España con 28.565 nuevos casos, pero suma 584 muertos más

Sanidad admite que hay "una posibilidad real" de que la cepa británica, presente ya en 14 CCAA, pueda ser más grave y letal

El Ministerio de Sanidad ha notificado 28.565 nuevos positivos de covid desde el jueves y un descenso de la incidencia acumulada hasta los 750,7 casos por cada 100.000 habitantes en los últimos 14 días, lo que supone 32 puntos menos que este jueves y una cifra similar a la de mediados de enero.

Además ha informado de 584 muertes más, lo que eleva la cifra total de fallecidos desde el inicio de la pandemia a 61.386, de los cuales 1.951 se han registrado en los últimos siete días.

Según Sanidad, la presión en las ucis sigue prácticamente igual, con un ligero descenso de cinco décimas hasta el 44,8 %, con 4.795 enfermos ingresados (28 menos que ayer). La cifra total de contagios se eleva hasta el momento a 2.941.990.

La presión hospitalaria en las ucis registra un ligero descenso de cinco décimas hasta el 43,8 % de ocupación. Este viernes hay 4.795 enfermos de covid en estas unidades, 28 menos que el jueves.

En los hospitales españoles hay 28.596 personas hospitalizadas con coronavirus (690 menos que ayer), que ocupan un 22,2 % de las camas totales, frente al 22,7 % del 4 de febrero.

La Rioja se sitúa en el primer puesto con el 67,8 % de ocupación de las unidades de cuidados intensivos (73,5 % ayer), seguida de la Comunidad Valenciana, con un 58,9 % (60,9 %); Castilla-La Mancha, con un 54,8 % (55,4 %), y Castilla y León, con un 53,9 % (54,9 %).

Por encima de la media nacional de ocupación de ucis se sitúa también Melilla, con un 52,9 % (70,5 %); Madrid, con un 52,3% (52,7 %); Cataluña, con un 48,3 % (49,7 %), y Baleares, con el 44, 9 % (47,2 %).

Solo Canarias con un 18,7 % (19,6 %); Cantabria, con el 23,8 % (25,3 %), y Navarra, que se mantiene en el 23,1 %, se sitúan por debajo del umbral del 25 % de las camas UCI ocupadas por pacientes covid.

Desde el inicio de la pandemia se han contabilizado 61.386 fallecidos, de los que 1.951 se han registrado en la última semana.

La Comunidad Valenciana concentra 433 de las muertes de los últimos siete días, mientras que en Andalucía ha habido 330, en Galicia 171; en Castilla y León 166; En Madrid 143; en Castilla-La Mancha 137, y en Murcia 112.

La incidencia acumulada por cada 100.000 casos en 14 días no ha dejado de bajar desde hace diez días, período en el que ha descendido 139 puntos pasado de 889 el 28 de enero a 750 este viernes.

Tres comunidades siguen por encima de los mil casos por cada 100.000 habitantes en 14 días. La Comunidad Valenciana se encuentra en el primer puesto con 1.190, aunque baja respecto a los 1.245 de ayer); seguida de Castilla y León, con 1.117, 70 puntos menos que ayer, y La Rioja, que también baja a 1.077 desde los 1.160 del jueves.

La variante británica

El Ministerio de Sanidad ha admitido que existe "una posibilidad real" de que la variante británica del coronavirus, presente ya en 14 comunidades, pueda ser más grave y letal y ha advertido de que podría aparejar un aumento de la incidencia y, con ella, de las hospitalizaciones y la letalidad "en las próximas semanas".

Así consta en la última actualización del documento "Circulación de VOC 202012/01 (B.1.1.7) y otras variantes de SARS-CoV-2 de interés para la salud pública en España", en la que recuerda que la británica está asociada a una mayor capacidad del virus para transmitirse, "lo que puede asociarse a mayor incidencia de la enfermedad en los lugares donde circule ampliamente y no se apliquen estrictamente las medidas de prevención".

El documento, elaborado por el Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (CCAES), señala que hasta este viernes se han notificado más de 400 casos en 14 comunidades: Madrid, Andalucía, Cantabria, Baleares, Comunidad Valenciana, Asturias, Murcia, Castilla-La Mancha, Castilla y León, País Vasco, Galicia, Extremadura, Navarra, y Cataluña.

No concreta cuántos casos, pero este jueves, el director del CCAES, Fernando Simón, cifró en 449 los confirmados y advirtió de que hay otros 55 en estudio y podría haber más que no se han llegado a notificar.

En un primer momento, la mayoría de los detectados estaban relacionados epidemiológicamente con el Reino Unido, pero en la actualidad varias comunidades han comunicado casos en los que no se ha podido establecer un vínculo epidemiológico.

Según el informe, la distribución de esta variante "es muy variable", de forma que la prevalencia estimada en la semana 4 de 2021 se sitúa en un 20.3 % en Baleares, un 0.4 % en Castilla-La Mancha, un 53,3 % en Galicia o un 4 % en País Vasco.

No obstante, concluye que su presencia "está aumentando rápidamente", lo cual "puede condicionar un aumento de la incidencia y posiblemente la tasa de hospitalización y la letalidad en nuestro país en las próximas semanas".

"Además, existe una posibilidad real de que pueda estar relacionada con mayor gravedad y mayor letalidad. El riesgo de que se produzca un aumento progresivo en las hospitalizaciones asociado a la circulación cada vez mayor de la variante es por tanto elevado, tanto por el aumento de la incidencia como por el aumento de la gravedad", abunda.

Pese a que inicialmente la B.1.1.7 no se asoció con cambios la gravedad de la enfermedad, Sanidad llega a esta conclusión tras hacerse eco de estudios más recientes de Reino Unido que apuntan que podría estar asociada a un incremento en la letalidad en todos los grupos de edad.

Sin embargo, también existen evidencias de que no afecta a la capacidad de neutralización de los anticuerpos en personas inmunizadas con pautas de vacunación completas, "por lo que es probable que se mantengan las eficacias estimadas de las diferentes vacunas actualmente disponibles".

La nueva actualización confirma la existencia de dos casos de la sudafricana y una de la brasileña, esta última en la Comunidad de Madrid, que este viernes ha confirmado el primer caso de esta última en nuestro país.

Sobre la primera, explica que "no hay evidencias de mayor virulencia", aunque algunos estudios muestran una disminución de la capacidad de neutralización de sueros de pacientes convalecientes, "por lo que preocupa que pueda producir un mayor número de reinfecciones o reducir parcialmente la eficacia de las vacunas".

Casi dos millones de dosis administradas

Por otro lado, las comunidades autónomas han administrado hasta este viernes 1.988.160 dosis de las vacunas contra el COVID-19 de Pfizer y Moderna, el 89,6 por ciento de las distribuidas, que ascienden a 2.218.755 unidades, 122.818 de ellas durante las últimas 24 horas. Además, un total de 682.909 personas han recibido ya la segunda dosis a partir de la cual se empieza a generar inmunidad, 96.787 más que en el día de ayer. Esto supone el 34,35 por ciento de las dosis administradas.

El Ministerio de Sanidad ha facilitado esta información en el informe de actividad del proceso de vacunación frente al COVID-19 en base a datos recogidos entre el 27 de diciembre, día en el que comenzaron las vacunaciones, y este viernes, con el mismo número de dosis respecto al día de ayer.

Los datos del Ministerio indican que en ese periodo se han recibido en España un total de 2.218.755 dosis de vacuna, 2.131.155 de ellas de Pfizer, con 1.947.153 dosis administradas, y 87.600 correspondientes a Moderna, con 41.007 ya inoculadas.

España recibirá este mes unos 4 millones de dosis de las tres vacunas autorizadas hasta el momento por la Agencia Europea del Medicamento, que permitirán inmunizar a dos millones de personas, alrededor del 4 por ciento de la población española. En concreto, llegarán hasta 1.810.575 dosis de la vacuna AstraZeneca, así como 1.779.579 de la vacuna de Pfizer y BioNTech --a las que se sumará otra partida de 2.750.040 en marzo-- y hasta 412.000 dosis de la inmunización de Moderna.

La previsión que maneja el Ejecutivo es la de llegar al verano con el 70 por ciento de la población española inmunizada, más de 33 millones de personas.

RELACIONADO