El Partido Popular defiende la honestidad de Mariano Rajoy, pero avisa: "Quien la hace, la paga"

Génova atribuye las revelaciones del extesorero a la estrategia de un preso y defiende que el partido ha pagado ya la "pena del telediario"

El portavoz del PP en el Senado, Javier Maroto, ha vuelto a enmarcar las revelaciones del extesorero de su partido Luis Bárcenas sobre la caja B en un "pasado remoto" y tras defender la honestidad del expresidente Mariano Rajoy ha avisado: "Quien la hace, la paga". "Creo que Mariano Rajoy es una persona honesta, pero eso es lo que tenemos entre manos", ha afirmado Maroto en una entrevista con Onda Cero, donde ha dicho que, sobre las supuestas donaciones y sobresueldos, solo conoce lo publicado en la prensa.

El dirigente del PP ha desvinculado a la actual dirección de Pablo Casado de Bárcenas, a quien sólo conocen por la querella que puso en su contra, y ha recordado que en primarias prometieron tolerancia cero con la corrupción.

"Si alguien ha hecho algo mal, da igual quien sea, que lo pague", ha reclamado Maroto, que en todo caso considera las revelaciones de Bárcenas a la Fiscalía como la "estrategia de un preso" que "ya aburre" porque "además de ser un delincuente es muy pesado con sus cosas".

Reclama el portavoz del PP en el Senado que si Bárcenas tiene alguna grabación como prueba la revele y se ha preguntado cuál de todas las versiones dadas por el extesorero debe creer.

La actual dirección del PP no ha encontrado prueba alguna respecto a lo sucedido porque si así hubiese sido la hubiese presentado y publicado. "De forma interna no he conocido ni el despacho de Bárcenas, ni su ordenador, ni he visto una trituradora en el despacho del presidente, de esa parte conocemos lo mismo que usted", ha afirmado Maroto.

Y ha apuntado que el PP ha vivido "un trauma" con la corrupción y por eso Casado y él mismo dieron un giro cuando se sumaron a la dirección en 2015 para tomar medidas y rechazar estas conductas sin ponerle "vendas", lo que les valió una querella de Bárcenas.

Además, ha censurado las "eternas penas de telediario" por procesos judiciales que se alargan en el tiempo, aunque, si en el curso de estos casos "aparecen nombres y hay alguien que lo ha hecho mal" solo cabe una respuesta: "Si se hace se paga".

Bárcenas es parte del pasado y no teme lo que pueda decir

El PP sostiene que no le importa "en absoluto lo que pueda decir", porque es "parte del pasado" que el partido ya ha olvidado y por lo que incluso ha pagado su pena.

"En todos los partidos siempre ha habido una oveja negra", explicaba este miércoles Maroto a los medios ante la sede nacional del PP, donde ha señalado que la dirección del PP "no tiene nada que opinar de un señor que está en la cárcel por hacer daño al PP y al conjunto de la política en España". Y ha apostillado: "No nos importa en absoluto lo que pueda decir".

Bárcenas sostiene en la misiva que Rajoy percibió sobresueldos mensuales extraídos de la caja B y explica que ha decidido colaborar con la justicia al constatar que "con ingenuidad" dio por buena la promesa que se le hizo por parte del partido, a través de un intermediario, de que su mujer, Rosalía Iglesias, no entraría en prisión por el caso Gürtel, por el que ambos cumplen actualmente condena.

A juicio del dirigente del PP, "lo mejor" que puede hacer los partidos es apartarse "de casos como ese para que nunca más vuelvan a suceder". "Bárcenas está en la cárcel pagando una pena por ello, utilizará la técnica que le diga su abogado para remover Roma con Santiago y pagar menos condena. Es la estrategia de un preso, y yo no opino de la estrategia de un preso", ha defendido.

Con todo, ha reiterado que "todo eso ha sucedido hace muchos años y hemos padecido con ustedes la pena del telediario" y que este episodio es "parte del pasado", por el que el PP ha aprendido y se ha disculpado

"Hemos pagado nuestra pena y ahora de lo que se trata es de evitar caer en una trampa similar y que no vuelva a ver en España casos como éste, ni en mi partido ni en ningún otro", ha concluido Maroto.