Sánchez, a Casado: "Haga una oposición útil, incluso Abascal le da lecciones de responsabilidad y sentido de Estado"

El líder del Partido Popular acusa al presidente del Gobierno de ocultar el informe del Consejo de Estado sobre los fondos europeos

El nuevo periodo de sesiones en el Congreso ha regresado este miércoles, con Vox y los fondos europeos en el centro del debate parlamentario. El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha acusado al líder del PP, Pablo Casado, de no hacer oposición útil. "Haga una oposición útil y constructiva. Incluso Abascal le da lecciones de responsabilidad y sentido de Estado". Por su parte, Casado ha cuestionado a Sánchez que el presidente quiera repartir los fondos europeos "sin control" de las Cortes. "España no merece un presidente como usted".

El presidente del Partido Popular ha denunciado en su turno de palabra que el Ejecutivo de Sánchez, en toda la documentación que envío al Congreso sobre el plan de las ayudas europeas, "arrancó" el informe del Consejo de Estado sobre los fondes que -según el líder de los populares- criticaba la gestión del Ejecutivo socialista al respecto. El presidente del Gobierno ha evitado entrar en la contestación a las acusaciones de la bancada popular. Los vicepresidentes, Carmen Calvo y Pablo Iglesias, preguntados después por otros diputados del Partido Popular, también han evitado responder ante acusaciones que han llegado a emplear la palabra "mutilación".

La cúpula del PP, además de centrar el debate en torno a la ocultación de los informes sobre los fondos europeos, se ha lanzado además este miércoles contra Vox en el Congreso por "salvar" al Gobierno de Pedro Sánchez con su abstención en el decreto que regula el reparto de los fondos europeos para hacer frente a la pandemia. Estos ataques se producen en plena campaña de las elecciones catalanas del 14 de febrero, con algunas encuestas apuntando a que el partido de Santiago Abascall irrumpirá con fuerza en el Parlamento catalán.

En las filas del PP no ocultan su inquietud ante la posibilidad de que Vox, que no tiene representación en Cataluña, pueda avasallar a los 'populares' en estos comicios. La dirección del PP descarta el 'sorpasso' pero es consciente de que un buen resultado de los de Abascal pondrá el foco en el liderazgo y la estrategia emprendida por Pablo Casado desde la moción de censura de Vox contra Sánchez, según fuentes del partido consultadas por Europa Press.

El PP, que tiene claro que Vox es su principal adversario para llegar al Palacio de la Moncloa, ha aprovechado la primera sesión de control al Gobierno para atacar a Sánchez pero también al partido de Abascal, al que ha calificado como "nuevo socio del Gobierno Frankenstein".

Casado: "Ha pintado el Frankestein de verde"

El primero en abrir esta ofensiva ha sido Casado, que ha destacado que los "euroescépticos de Bildu y Vox" son los que han "salvado" el decreto para los fondos europeos del Gobierno. "Enhorabuena, le han indultado el sanbenito de ilegítimo y criminal. Imagino que a cambio de no poder decir más eso de la ultraderecha", ha dicho a Sánchez.

Es más, el líder del PP ha afirmado que el jefe del Ejecutivo "ha pintado el Frankenstein de verde". "Tanto sacar la foto de Colón y se ha metido en la foto del Capitolio. Cualquier día le vemos con cuernos de bisonte", ha espetado al jefe del Ejecutivo.

En su turno, Sánchez ha recriminado al PP que votara en contra del decreto de los fondos europeos y le ha pedido que haga una oposición "útil" y "constructiva". "Fíjese, es usted tan aparentemente moderado que hasta incluso el señor Abascal le da lecciones de responsabilidad con el país y de sentido de Estado", ha espetado a Casado, para pedirle después que "deje la provocación y la confrontación".

Después, en otra pregunta formulada por Abascal, Sánchez ha acusado a Vox de "polarizar" y "dividir" a la sociedad, pero ha agradecido a su líder que tenga "momentos de destello" en los que demuestra "más responsabilidad y sentido de Estado" que el presidente del PP.

Egea pide al Gobierno que dé gracias a Vox

Los número dos y tres del PP han seguido la estela de Pablo Casado. Así, el secretario general de los 'populares', Teodoro García Egea, ha dedicado buena parte de su pregunta de control al vicepresidente Pablo Iglesias a criticar la abstención de Vox en el decreto de fondos europeos. "Si Vox ha puesto en sus manos 140.000 millones de euros para gastar sin control, lo mínimo es que les dé las gracias", ha exclamado.

Es más, García Egea ha dicho que hoy ya saben que los "enfrentamientos" del Gobierno con Vox son "puro teatro" y que la moción de censura era "fogueo" porque ambos "se necesitan y se retroalimentan". "El Gobierno Frankenstein tiene un nuevo miembro: Vox ha pasado de embestir a Sánchez a investirle para el resto de la legislatura", ha aseverado.

Después, la portavoz del Grupo Popular, Cuca Gamarra, ha aprovechado una pregunta a la vicepresidenta primera, Carmen Calvo, para acusar a Vox de haber "salido al rescate" del Gobierno y ofrecerle su "mano salvadora" cuando "más claramente naufragaba su proyecto".

Gamarra ha señalado que la vicepresidenta ha sido "parca en agradecimientos" cuando debería dar la "bienvenida" a Vox como "nuevo socio de la coalición Frankenstein". Calvo le ha respondido subrayando que el partido de Santiago Abascal es "aliado natural" del PP.

La campaña catalana se cuela en la sesión

La campaña catalana se ha colado en más momentos de la sesión de control, como cuando Casado ha acusado a Sánchez de encargar al líder del PSC y exministro de Sanidad, Salvador Illa, un "tripartito" con ERC.

En su intervención, Santiago Abascal también ha repasado la situación en Cataluña durante la campaña para las elecciones del próximo día 14, acusando al Gobierno, el PSOE, Unidas Podemos y los "separatistas" de "incitar el odio y la violencia" contra su partido.

También el duelo entre Sánchez y Gabriel Rufián (ERC) ha tenido como telón de fondo las catalanas. El diputado republicano ha señalado que el intento de retrasar las elecciones respondió a una "decisión sanitaria, no política" y ha dejado claro que únicamente el PSC quería mantener la fecha del 14 de febrero, a su juicio, para evitar que la candidatura de Salvador Illa caducara "como un yogur" o como el efecto de un "desodorante". Además, ha avisado al jefe del Ejecutivo de que no convertirán la Generalitat "un despacho de Moncloa".

Sánchez, por su parte, ha defendido el relevo de Salvador Illa en el Ministerio de Sanidad para ser cartel electoral del PSC y ha replicado a ERC que se vota el 14F por su incapacidad para investir a un nuevo presidente en sustitución de Quim Torra. Dicho esto, ha llamado a "pasar página" del independentismo.

RELACIONADO