Eurovisión 2021 descarta celebrarse "como de costumbre"

La UER se inclina por un festival con restricciones y mantiene su apuesta por que los candidatos canten en Róterdam

La organización de Eurovisión 2021 ha lanzado este miércoles un comunicado en el que ratifica su vuelta entre el 18 y el 22 de mayo y, si bien ha descartado que a causa de la pandemia pueda tener lugar "como de costumbre", mantiene su apuesta por que los candidatos canten en Róterdam (Países Bajos).

La decisión final sobre el formato, señala el escrito remitido a los medios, será tomada "en las próximas semanas", tiempo en el que, "mientras se mantengan las opciones realistas de una posible desescalada, los esfuerzos se centrarán en un evento socialmente distanciado".

Este, el llamado "escenario B", es una de las tres posibilidades de organización anunciadas en otoño y comportaría que todos los concursantes se trasladen a Róterdam, sede del festival, con frecuentes tests y medidas de seguridad en todos los espacios, sin público en sus "shows" o un aforo reducido de acuerdo con lo dictaminado por las autoridades locales en ese momento.

En caso de que un país no pudiera viajar, mandaría su actuación grabada en falso directo. Siguen asimismo sobre la mesa las otras dos opciones posibles de formato, incluida la del último Eurovisión Júnior, la más restrictiva, en la que las delegaciones enviarían sus actuaciones grabadas y solo se mantendrían las conexiones en directo desde la sede del festival para dar continuidad al mismo, seguir las votaciones y proclamar al ganador, sin público ni actividades paralelas en la ciudad.

"Nuestro objetivo prioritario es contar con los 41 artistas en la ciudad y que todos actúen en el mismo escenario, además de dar la bienvenida a los periodistas que vengan a cubrir el evento", han ratificado como apostillan los organizadores al final de su mensaje.