Madrid justifica que en las terrazas "los contagios son muy inferiores" para relajar las medidas en la hostelería

El Gobierno regional carga contra otras comunidades tras las críticas recibidas y señala sobre todo a Castilla-La Mancha

El consejero madrileño de Justicia, Interior y Víctimas, Enrique López, ha asegurado este martes que en la Comunidad de Madrid no habrá "una relajación" de las restricciones a la hostelería, sino "una reactualización", y considera que "esto nadie tiene que verlo mal".

López ha comentado así la decisión del Gobierno autonómico de suavizar las nuevas medidas implantadas hace una semana en la hostelería para tratar de evitar contagios por coronavirus, al anunciar el lunes que ampliará de cuatro a seis el límite de comensales por mesa en las terrazas de bares y restaurantes.

"Está demostrado que en las terrazas los contagios son muy inferiores (...); de lo que se trata fundamentalmente es de atajar las causas de contagio donde se producen", ha alegado López en una entrevista con Antena 3.

El consejero ha opinado que se ha generado "una polémica irreal" sobre la presunta laxitud de las restricciones de la Comunidad de Madrid, y ha subrayado que cada autonomía debe tomar "las decisiones que considera adecuadas" dentro del ámbito de cogobernanza "que ha creado el Gobierno de la nación para quitarse de en medio".

"Tenemos a dos millones de madrileños que tienen restringida su movilidad, es la comunidad en la que más restricciones de movilidad hay en toda España", ha argumentado López.

Por otro lado, ha apuntado que el posible retraso del toque de queda tendrá que evaluarse según baje la incidencia acumulada en la región.

Sobre la sugerencia de la presidenta, Isabel Díaz Ayuso, de estudiar la posibilidad de "agilizar" en la vacunación a sectores "altamente expuestos" como profesores, camareros o taxistas, una vez comience la administración masiva de dosis a la población, López ha recalcado que sería una decisión a adoptar en el momento en que "se vacune ya a toda la población sin criterios restrictivos".

"No entiendo por qué el simple hecho de anunciar que esto se puede estudiar ya se considera polémico", ha dicho.

En cuanto a las críticas a Madrid desde otras autonomías, López ha rechazado entrar en esa dinámica y ha lamentado que haya algunos líderes "que parece que de vez en cuando están mucho tiempo sin salir en televisión y tienen que buscar algo para tener un minuto de gloria".

En concreto ha respondido al presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, quien declaraba el lunes: "No sirve de mucho que algunos nos esforcemos mucho con medidas restrictivas si otros presumen de ser menos restrictivos, de manera que cuando se abra la barrera nos volvamos todos a complicar la vida".

Page también se quejó de que en Castilla-La Mancha se da el "efecto de la sexta provincia", ya que se han mudado 100.000 personas a la región "en una especie de fuga sanitaria, de emigración sanitaria", pues estas personas "se fugan de su comunidad de origen" y trasladan su residencia habitual a Castilla-La Mancha para tener otro tipo de servicios públicos, como la atención primaria.

A López le parece que los reproches "no tienen ningún sentido", dadas las divergentes tendencias demográficas de Madrid y Castilla-La Mancha, y ha señalado que García-Page "está acostumbrado a que, cuando las cosas le van mal, trata de enfrentar territorios".

Ayuso: "Los madrileños no son apestados"

Más tarde, Ayuso ha contestado también a Page subrayando que no cree que los 100.000 madrileños que viven en su región sean "apestados" sino que son españoles que viven ahí y le ha recordado que "el movimiento entre provincias es lo normal".

Preguntada por los periodistas, antes de visitar una de las farmacias de la capital que hará test de antígenos desde el jueves, Ayuso se ha mostrado "sorprendida" de que el presidente castellano manchego haga por "tercera vez" a lo largo de la crisis sanitaria "declaraciones del mismo tipo".

"No creo que los 100.000 madrileños que viven en Castilla-La Mancha sean apestados, son españoles que viven allí, y el movimiento entre provincias es lo normal", ha manifestado.

Ayuso no ha querido entrar más en la cuestión y ha señalado que si se ve la hemeroteca jamás la verán a ella cuestionando o criticando a algún presidente autonómico ni a ninguna comunidad por las estrategias que están poniendo en marcha.

"No lo he hecho en ningún momento porque las autonomías no están para eso pero sí que es cierto que lo del éxodo sanitario, lo del turismo sanitario, cuanto menos a mí me sorprende", ha repetido.

La jefa del Ejecutivo regional ha incidido en que la Sanidad madrileña cuenta con seis de los diez mejores hospitales del país, por lo que no cree que esto suceda.

RELACIONADO