Illa apuesta por un Govern en minoría con los 'comunes' y con apoyos externos como en el Gobierno central

El candidato del PSC a la Presidencia de la Generalitat, Salvador Illa, ha afirmado que si gana las elecciones del 14-F buscará trasladar la coalición del Gobierno y del Ayuntamiento de Barcelona --la fórmula que suma a socialistas y comunes-- a la Generalitat, porque "está funcionando". En una entrevista telemática este lunes organizada por la ACN, Illa ha asegurado que tras el 14-F hablará con todas las formaciones: "Excepto con aquellos que dicen que mi lugar es la cárcel", ha añadido en referencia a Vox.

Preguntado por si en esta fórmula de Govern estaría ERC, Illa ha descartado un Govern con ERC o fuerzas independentistas: "¿Yo cómo voy a formar gobierno con ERC si creo que la independencia que defienden perjudica a los catalanes? Yo quiero un gobierno de cambio y esto no es compatible con un gobierno independentista".

Ha dicho que entre ERC y el PSC hay una gran diferencia, ya que ellos piensan que la mejor solución para Cataluña es la independencia, en sus palabras, y "esto hace difícil llegar a acuerdos con ERC a nivel de disposición de un gobierno".

Illa ha apelado a una mayoría amplia que, a su juicio quiere pasar página del proceso independentista, y ha urgido a iniciar un reencuentro entre catalanes que pase por un diálogo dentro de la ley, "sin venganzas, sin preguntar qué piensan, si son más o menos catalanes o más o menos españoles".

"Hay gente que nos vota esta vez y no nos va a votar más. Apelo a esta mayoría de catalanes que dicen 'basta, llevamos 10 años de viaje a ningún sitio'; que dicen: oiga, que todo el mundo defienda su proyecto, pero respetemos la ley", ha insistido.

Ha defendido que el marco de convivencia permite "que las personas que piensan que la independencia es lo mejor para Cataluña y que lo sigan defendiendo", y ha advertido del peligro de romperlo.

"Lo hemos visto en Estados Unidos, una de las democracias más antiguas y más sólidas. El no respeto al marco de convivencia ya hemos visto a dónde lleva", ha alertado.

Illa ha garantizado que si es presidente de la Generalitat tras el 14-F su objetivo será la protección de la salud y garantizar que hay un "correcto desarrollo e implementación del plan de vacunación".

Ha asegurado que este 2021 será el año de la vacunación y de la recuperación, que las vacunas llegarán a toda la población porque se han repartido, y urge a tener solidaridad y a respetar el "orden lógico" establecido por los expertos para vacunarse.

Para Illa, recibir la vacuna contra el COVID-19 "no tiene que depender del estatus social o el nivel de bolsillo que se tenga", y sostiene que deben obtenerla antes aquellos que tienen más riesgo de morir por la pandemia o de contagiarse, así como aquellos que tienen una actividad profesional que afecta más al conjunto d ela población.

Entre otras propuestas, ha asegurado que como presidente de la Generalitat se centrará en el aumento de recursos al sistema sanitario, "hasta llegar al 7% del total de la inversión", y que también integrará la red de salud con la de servicios sociales. Por otro lado, ha urgido a reforzar los centros de atención primaria, reabrir los consultorios que se han cerrado "garantizando la capilaridad del territorio"; y también a mejorar los recursos humanos.

 En Comú Podem pide un "acuerdo más transversal"

La cabeza de cartel de En Comú Podem a las elecciones catalanas del 14-F, Jéssica Albiach, ha celebrado que Illa haya apostado por gobernar en coalición, pero le ha recordado que para tener un "Govern fuerte" es necesario un acuerdo "transversal" de izquierdas. Así lo ha sostenido durante el ciclo de conferencias preelectorales organizado por Nueva Economía Fórum.

Según Albiach, es una "buena noticia" que Illa "comience a mojarse" y "reconozca que no suma suficiente", pero ha opinado que, para que haya un "verdadero reencuentro", tendrá que forjarse "un acuerdo amplio y transversal de las izquierdas".

"¿Por qué un gobierno en minoría cuando podemos tener un Govern fuerte?", ha cuestionado Albiach, quien ha pedido al resto de fuerzas políticas que se "posicionen" porque, ha subrayado, "la gente tiene derecho a saber qué se hará con su voto" en un contexto en el que "no existen gobierno de mayorías".

ERC cierra la puerta a Illa

Por su parte, el candidato de ERC a la Generalitat, Pere Aragonès, ha asegurado que "bajo ningún concepto" apoyaría un Govern del PSC presidido por Illa, lo que incluye descartar una posible abstención o un apoyo externo, ya que "representa un proyecto antagónico", ha dicho.

"Nosotros somos republicanos, independentistas y de izquierdas, y el PSC y su candidato son el bloque del 155 -ha apuntado-, por lo que no puede haber ninguna fórmula de apoyo, ni voto a favor, ni una abstención", ha advertido.

Es más, ha añadido Aragonès, "queremos derrotar al PSC y a Illa, el cual representa la nueva 'operación Arrimadas' del Estado para estas elecciones".

Según el vicepresidente en funciones de presidente de la Generalitat, "los ciudadanos tendrán que elegir entre dos proyectos diferentes, el del 155 del candidato Illa, o el de ERC que representa un proyecto autodeterminista, republicano y que desea una reconstrucción progresista".

"Esto va de dos -ha subrayado-, o se opta por Illa, que es el candidato del PSC-PSOE, del PP, de Vox, de Cs, del Ibex, de la judicatura y de la monarquía, o bien se opta por el proyecto de ERC y de mi candidatura, que es republicano y de izquierdas".