España no puede con Dinamarca (33-35) y peleará por el bronce mundialista ante Francia

La selección española de balonmano tendrá que conformarse con la pelea por el bronce ante Francia

La selección española masculina de balonmano no pudo alcanzar la tercera final mundialista de su historia después de caer este viernes por un ajustado 33-35 ante la actual campeona, Dinamarca, en las semifinales del Campeonato del Mundo que se está disputando en Egipto, en un partido decidido a favor de su rival en los segundos finales pese a haber ido siempre por detrás en el marcador.

España cayó con el combinado danés y encajó su primera derrota del campeonato, de sabor amargo por lo que había en juego. La defensora del título jugó mejor sus bazas y sólo su carácter competitivo permitió a los 'Hispanos' tener opciones incluso de haber mandado el duelo a la prórroga, pero el larguero se topó con el intento final de Rubén Marchán.

Ese gol habría significado el 34-34, una igualdad en el marcador que salvo en el 0-0 inicial nunca se vio porque fue Dinamarca la que siempre mandó en el marcador, gozando de cinco goles de renta en la primera mitad y cuatro en la recta final. La campeona de Europa, sin su mejor versión, aguantó gracias sobre todo a Dani Dujshebaev (7 goles), Maqueda (5) y Figueras (6), los mejores del colectivo de Jordi Ribera, que no pudo frenar la maquinaria ofensiva de su rival, liderada por Mikkel Hansen (12), y que ahora se jugará el oro ante Suecia, que ganó con solvencia (26-31) a Francia, último obstáculo para subir al podio el domingo.

La semifinal comenzó con el guión que marcó Dinamarca y que a España le costó leer, aunque logró, con mucho trabajo, salvar la situación al término de una primera parte donde sufrió y donde fue siempre por detrás en el marcador, en ocasiones con rentas peligrosas. La actual campeona del mundo decidió, como ya había hecho ante Egipto, jugar en ataque 7 contra 6 y esa táctica le salió bien para mandar.

Las dos porterías, de las mejores del Mundial hasta el momento, apenas aparecieron en el primer acto, donde los ataques se impusieron inicialmente. Hansen (6 goles) lideró el suyo, bien acompañado por las acciones individuales de Olsen (3), ante una defensa que no lograba carburar. La del rival, muy atenta a evitar la conexión con el pivote y dejando poco margen a los extremos, fue más intenso y por momentos llegó a atascar el ataque de la campeona de Europa.

Así, Jordi Ribera se vio obligado a pedir tiempo muerto cuando el combinado danés dio el primer golpe (7-11, min.16). Los 'Hispanos' no lograban parar el ataque y la portería no aportaba como en anteriores choques, por lo que las alarmas saltaron poco después (8-13, min.18) ya con la actual campeona olímpica atacando sin vaciar su portería.

España perdona empatar en varias ocasiones

Ahí, España logró apretar y un par de buenas acciones, más el coraje de Maqueda y Dani Dujshevaev, ambos con 3 goles, le permitieron recuperar algo de terreno al descanso (16-18), pero el paso por vestuarios no fue el esperado y Dinamarca, con Moller empezando a dar protagonismo a las porterías, volvió a castigarlo para coger más aire, con buena conexión con el pivote Saugstrup Jensen, que hizo cinco de sus siete tantos casi seguidos.

Los 'Hispanos' no se rindieron. Primero, de nuevo a lomos de Dani Dujshebaev y Maqueda, y luego con más firmeza defensiva y Gonzalo Pérez de Vargas para después de mucho tiempo colocarse a un gol (25-26, min.46). Ángel Fernández perdonó el contragolpe que significaba el equilibrio en el partido y Dinamarca entró en los diez minutos finales con una ligera ventaja (28-30).

Sin embargo, un nuevo atasco ofensivo colocó a la actual campeona rozando el billete para la final a falta de seis minutos. Tampoco logró eso tumbar la fe de los de Ribera y una enorme parada de Pérez de Vargas le dio una más a su equipo para empatar a 34, pero Marchán no acertó y la final se esfumó.

RESULTADO: ESPAÑA, 33 - DINAMARCA, 35 (16-18, al descanso).

ESPAÑA: Pérez de Vargas (P), Corrales (P); Entrerríos (-), Sarmiento (-), Maqueda (5), A.Dujshebaev (4), Cañellas (-), Morros (-), D.Dujshebaev (7), Solé (3, 1 de pen), Gómez (3, 1 de pen), Fernández (-), Ariño (2), Figueras (6), Guardiola (-) y Marchán (3).

DINAMARCA: Landin (P), Moller (P); Jacobsen (2), Jakobsen (1), Mollgard (-), Svan (3), Larsen (-), Hansen (12, 2 de pen), Olsen (4), Andersson (1), Gidsen (4), Saugstrup Jensen (7), S.Jensen (1).

PARCIALES CADA 5 MINUTOS: 2-4, 5-7, 7-10, 9-13, 14-16, 16-18 --descanso-- 18-22, 22-25, 24-26, 28-30, 31-33 y 33-35.

ÁRBITROS: V.Horacek y J.Novotny (RCH). Excluyeron a Figueras, Guardiola y Entrerríos, por España. Expulsado Mollgard por tres exclusiones.

PABELLÓN: Cairo Stadium Hall.