Sánchez reafirma el estado de alarma frente a la petición de Feijóo de una ley de pandemias

El jefe del Ejecutivo central, Pedro Sánchez, y el presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Nuñez Feijóo, han mantenido este viernes un encuentro en el que el presidente del Gobierno ha trasladado a Feijóo que el estado de alarma es el instrumento legal "más sólido" para combatir el coronavirus frente a la petición que había hecho el mandatario 'popular' de poner en marcha una ley de pandemias.

Moncloa ha informado en un comunicado de la defensa que ha hecho Sánchez del estado de alarma y de todas las iniciativas que se han aprobado ante el COVID-19 durante la reunión que ha mantenido con Feijóo en la sede de la Presidencia del Gobierno.

Si tras acabar ese encuentro el presidente de la Xunta había asegurado haber visto receptivo a Sánchez ante sus peticiones y que se había comprometido a estudiar sus propuestas adicionales a las medidas en vigor, el Gobierno ha recalcado posteriormente su apuesta por la herramienta constitucional del estado de alarma.

Feijóo le había pedido que las comunidades tengan la posibilidad legal de ampliar los horarios del toque de queda, llegar a obligar en algunos ámbitos (como podría ser en el transporte público) al uso de mascarillas FFP2 y permitir confinamientos.

Moncloa informa de que Sánchez ha insistido en que el estado de alarma es el instrumento legal más sólido frente a la calamidad que ha supuesto la pandemia y ha recordado la larga batería de medidas impulsadas en los últimos meses para paliar sus efectos.

Sí ha agradecido el trabajo conjunto y coordinado con las comunidades en la gestión de la pandemia y ha apelado a la unidad indispensable frente a ella.

Además, ha instado a seguir avanzando en el camino de la cogobernanza, con el impulso conjunto de espacios como el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud, para volver a derrotar al virus con las herramientas legales avaladas por el estado de alarma y con una estrategia compartida de vacunación.

Al respecto, ha mostrado su confianza en la fortaleza de las instituciones europeas para conseguir un nivel óptimo en el suministro de vacunas más allá de cualquier dificultad coyuntural, para impulsar la recuperación económica en 2021.