Once muertos en una residencia de Madrid, posiblemente por la cepa británica del coronavirus

Los primeros casos detectados fueron dos trabajadoras que dieron positivo el pasado 7 de enero

Once personas han fallecido este mes en la residencia Vigor de Becerril de la Sierra (Madrid) como consecuencia del coronavirus, al parecer de la cepa británica, tras detectarse un brote que ha afectado a sus 17 trabajadores y a sus 48 residentes, 65 positivos en total.

Así lo ha detallado este viernes en una rueda de prensa el viceconsejero de Salud Pública, Antonio Zapatero, quien ha añadido que hay dos pacientes ingresados en estado crítico en el hospital de Collado Villalba (Madrid), de un total de cuatro hospitalizados.

En la residencia, de gestión privada, han fallecido cinco mayores, y en hospitales otras seis personas, cinco en el hospital de Collado Villalba y uno en el de la Fundación Jiménez Díaz, ha añadido.

Según fuentes de la Consejería de Sanidad, las once personas fallecidas son usuarias de este pequeño centro de la sierra de Madrid, y tanto los residentes como los trabajadores estaban vacunados de la primera dosis.

Los primeros casos detectados fueron dos trabajadoras que dieron positivo el pasado 7 de enero.

La Dirección General de Salud Pública está investigando el origen del brote y la Jiménez Díaz ha analizado dos muestras, que “sugieren que puede ser la cepa británica la que lo ha originado”, ha dicho Zapatero.