Illa, centro de todos los ataques en el primer debate entre candidatos a la Generalitat

Críticas y reproches al candidato del PSC a cuenta de los futuros pactos y la gestión de la pandemia y el plan de vacunación

El candidato a la Generalitat del PSC, Salvador Illa, ha sido el blanco de la mayoría de ataques e interpelaciones en el primer debate entre los nueve candidatos a las elecciones del 14F, principalmente por futuros pactos y por la gestión de la pandemia de la COVID-19 y el plan de vacunación.

El candidato del PSC, que según el CIS y el resto de encuesta podría recuperar su espacio electoral y jugarse el primer puesto con ERC, ha dedicado buena parte de su turno de palabra en el debate organizado por La Vanguardia, a responder alusiones directas y de hecho ha consumido por ello su turno de palabra antes que el resto.

"No gobernaré con el independentismo, no gobernaré con ERC", ha repetido a su adversario de Ciudadanos, Carlos Carrizosa, quien le había conminado en varias ocasiones a pronunciarse sobre si "reeditará un tripartito".

"Ustedes se fueron, yo vuelvo", le ha dicho Illa igualmente al candidato de Ciudadanos. "Y si gano, yo me presentaré a una investidura", ha añadido, de nuevo afeando que en 2017 Inés Arrimadas ganase los comicios pero no intentara ser presidenta de la Generalitat para, meses después, marchase al Congreso.

También el aspirante de ERC a presidir el Govern, Pere Aragonès, ha acusado a Illa de querer ganar "para convertir la Generalitat en una habitación de la Moncloa".

El republicano ha afirmado que si el Govern no ha podido dar más ayudas a los sectores afectados es porque "el Estado no pone más recursos".

Cruce de reproches entre Illa y Aragonès

Illa y Aragonès han protagonizado varios reproches cruzados a propósito de la gestión de la pandemia desde el Ministerio de Sanidad y la Generalitat.

El candidato del PSC ha destacado el trabajo del Gobierno en Bruselas, tanto para negociar fondos europeos como para comprar vacunas, y ha llamado la atención a Aragonès y a la candidata de Junts, Laura Borràs, por hablar de estrategias de la COVID que aún "no han sabido" poner en marcha pese a estar en el Govern.

También la candidata de los comunes, Jéssica Albiach, con la que Illa ya ha mostrado su preferencia por pactar, ha pedido al socialista que sea "humilde" y "claro" sobre si llegará a acuerdos también con ERC, y ha insistido en que su formación rechazará un Gobierno con Junts y solo apoyará un Ejecutivo autonómico "íntegramente de izquierdas".

Albiach también ha mostrado su "preocupación" por el anuncio de Illa de que si gana, su vicepresidente económico será Mauricio Lucena, quien para la candidata morada "es del ala más liberal del PSC".

Entre el resto de alusiones de otros candidatos, Laura Borràs (Junts) ha echado en cara a Illa que pretenda gobernar Cataluña tras el 155; Ignacio Garriga (Vox) ha mostrado su incredulidad porque Illa "no pida perdón" tras las muertes por COVID, y Alejandro Fernández (PPC) ha destacado que el PSOE tenga un Gobierno con Pablo Iglesias (Podemos) y sus "teorías guerracivilistas".

Por otro lado, han logrado colarse en el debate algunas propuestas sobre el refuerzo del sistema público de salud, las ayudas a las empresas afectadas por la COVID y la incertidumbre jurídica del 'procés', así como sobre la escuela y su modelo lingüístico.

Asimismo, Dolors Sabaté (CUP) ha dicho ser la única opción para que "haya soluciones diferentes tanto a nivel nacional como socialmente", y Àngels Chacón (PDeCAT) ha querido erigirse como la opción "realista" del catalanismo, con "experiencia" y sin "renegar" de la herencia de CDC.

En cuanto a Vox, y pese a no contar todavía con derechos electorales, Ignacio Garriga ha sido invitado a un debate en el que ha sido el único en hablar de la "inseguridad provocada por la inmigración ilegal" y la consiguiente "islamización" de Cataluña.

En ese sentido, ha apuntado que "los atentados no ocurrieron por casualidad" en Barcelona y Cambrils (Tarragona), en referencia a los del 17 de agosto de 2017.

El resto de candidatos se han mostrado indiferentes a Garriga durante la primera parte hasta que el propio Illa ha decidido dirigirse al candidato ultraconservador para afearle que quiera "imputarle" los muertos por la COVID.

"¿Usted se da cuenta de lo que dice?, ¿que nos imputa muertos? Eso yo no se lo diría ni a usted. ¿Se da cuenta de que la pandemia afecta a todo el mundo? Cuide las formas y recuerde que (el expresidente de EEUU, Donald) Trump ganó las elecciones", le ha dicho Illa a Garriga.

Asimismo, sobre Vox, ERC ha propuesto al resto de grupos un cordón sanitario en torno a la formación de extrema derecha, una etiqueta que, según el candidato de Ciudadanos, merece también Junts y su lista electoral, a la que ha llamado "la Casa Gran de la hispanofobia".