CIS catalán: ERC ganaría las elecciones seguido de cerca por JxCat y el PSC sería tercero

ERC lograría entre 34-35 diputados; JxCat, 32-34; PSC, 26-29; Cs 12-13; PP, 9, la CUP 8, los comuns 6-8; Vox irrumpiría con 5-6

ERC ganaría las elecciones del 14-F con entre 34 y 35 escaños, con una mínima ventaja sobre JxCat, que obtendría entre 32 y 34, mientras que el PSC quedaría en tercera posición más distanciado, con 26-29 escaños, según la encuesta del Centro de Estudios de Opinión de la Generalitat. El sondeo, hecho público en el primer día de campaña de las elecciones autonómicas, sitúa como cuarta fuerza a Ciudadanos, que pasaría de ser primera fuerza a obtener entre 12 y 13 escaños, seguida de PPC (9), los comunes (6-8), la CUP (8), y en última posición Vox, que entraría en el Parlament con 5-6 diputados.

La encuesta del CEO minimizaría así el efecto del exministro Salvador Illa como candidato del PSC que pronosticaba el último sondeo del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) del pasado 21 de enero, que situaba a los socialistas con entre 30 y 35 diputados disputándose la victoria con ERC (31-33), mientras que rebajaba a JxCat a la tercera posición, con 20-27 escaños.

Así, según el sondeo del CEO de este viernes, el denominado "efecto Illa" sería insuficiente para que los socialistas ganaran las elecciones, si bien el PSC experimentaría una notable subida, pasando de los 17 escaños que obtuvo en 2017 a tener entre 26y 29 representes el próximo 14 de febrero.

La victoria se la disputarían ERC y JxCat, con una mínima ventaja de los republicanos, que ganarían en intención de voto estimado (22%) y en escaños, obteniendo entre 34 y 35 cuando actualmente disponen de 32 representantes en la cámara catalana.

Por su parte, Junts recogería el 20,7% de los votos y podría llegar a mantener los diputados actuales (34), pues la encuesta le otorga entre 32 y 34 representantes.

Las dos grandes fuerzas soberanistas podrían llegar a la mayoría absoluta (68) si obtienen los diputados de la parte alta de la horquilla (35 ERC más 34 JxCat), pero no en cambio en la baja, para lo que se requerirían la ayuda de otro partido, como la CUP.

Aunque menos probable, también sería posible reeditar un tripartito de izquierdas (ERC, PSC y comunes), que podrían sumar entre 66 y 72 diputados.

Ciudadanos, que ganó las catalanas de 2017 con 36 diputados, cosecharía el peor descenso hasta los 12-13 representantes, mientras que el PPC en cambio lograría más del doble de escaños, pasando de 4 a 9.

La otra formación que actualmente tiene 4 representantes en el Parlament, la CUP, doblaría hasta los 8 representantes.

Vox lograría entrar por primera vez en el Parlamento catalán con entre 5 y 6 escaños, mientras que se quedaría fuera el PDeCAT.

En cuanto a la valoración de líderes, el ránking lo encabeza la candidata de la CUP, Dolors Sabater, con un 5,3 sobre 10, seguida de otros aprobados: Laura Borràs (JxCat), con un 5,21, Pere Aragonès (ERC), con un 5,16, y Salvador Illa (PSC), con un 5,14.

Entre los suspendidos están Jéssica Albiach (Comunes), con un 4,82, Àngels Cacón (PDeCAT) con un 4,74, Alejandro Fernández (PPC), con un 3,01, Carlos Carrizosa (Ciudadanos) con un 2,46 y, en última posición, Ignacio Garriga (Vox), con un 2,7.

Estos datos se dan a conocer justo el día en el que los líderes del 1-O han abandonado la cárcel de Lledoners, en Sant Joan de Vilatorrada (Barcelona), después de que la Generalitat les concediese el tercer grado, lo que permitirá que hagan camapaña, aunque está previsto que la Fiscalía recurra su clasificación, lo que puede tener efectos suspensivos.

En declaraciones a los medios a las puertas de la cárcel, el exvicepresidente y lider de ERC, Oriol Junqueras, ha manifestado su satisfacción de poder abandonar el centro "para ayudar a la gente y al país" porque considera que debe superarse la pandemia y recuperar la economía catalana.

"También llamo a todos los que sufren represión y están en el exilio para que sepan que nosotros seremos los que más trabajaremos para su vuelta y el fin de la represión", ha subrayado.

El 47,7% de los catalanes rechaza la independencia

Por otro lado, y según también el CEO, el 47,7% de los catalanes rechaza que Cataluña se convierta en un estado independiente, mientras que el 44,5% sí que lo quiere. El 5,5% no lo sabe y el 2,3% no contesta.

La encuesta publicada este viernes se ha elaborado con 1.100 personas entrevistadas telefónicamente entre el 13 y el 21 de enero -durante el repunte de contagios de coronavirus y en pleno debate sobre posponer o no las elecciones del 14 de febrero- y cuenta con un margen de error de 2,95.

Los datos reflejan la tendencia de las últimas encuestas, que sitúan el 'no' a la independencia por delante del 'sí', aunque en esta ocasión los contrarios a una república catalana bajan dos puntos respecto a la última encuesta de diciembre de 2020.

RELACIONADO