CaixaBank obtiene un beneficio de 1.381 millones tras provisionar 1.252 por el COVID-19

Los ingresos core se mantienen estables en el año (8.310 millones de euros, -0,1%), y aumentan un 2,8% en relación con el tercer trimestre, a pesar de la dificultad asociada al contexto económico actual.

El Grupo CaixaBank, presidido por Jordi Gual y dirigido por Gonzalo Gortázar, obtuvo en 2020 un beneficio atribuido de 1.381 millones de euros, un 19% menos respecto al ejercicio 2019, después de realizar en el año una provisión extraordinaria de 1.252 millones de euros y anticiparse así a impactos futuros por los efectos económicos de la Covid-19.

Esta provisión establecida con un enfoque prudente dado el contexto actual, se ha incrementado 91 millones en el cuarto trimestre (1.161 millones de euros a cierre de septiembre), manteniendo la misma ponderación que en el cierre del trimestre anterior de escenarios macroeconómicos actualizados.

Elevado ritmo comercial y liderazgo en banca digital

Pese a la complejidad del entorno, CaixaBank ha mantenido un elevado ritmo comercial y de actividad recurrente, con una mejora de las cuotas de mercado -entre otras, la de ahorro a largo plazo mejora 79 puntos básicos, hasta el 23,3%, y la de crédito a empresas se sitúa en el 16,5% después de sumar 111 puntos básicos- y un crecimiento de la vinculación de clientes, que ha aumentado 2,2 puntos porcentuales en el año, hasta el 64,3% sobre el total de clientes.

Además, destaca especialmente la fortaleza en banca digital, donde la entidad ha alcanzado un 67,6% de clientes digitales y una cuota de mercado del 34,4% según datos de Comscore, lo que refuerza el liderazgo de la entidad en banca digital, con más de 7 millones de clientes.

Por canales, CaixaBank ha consolidado especialmente su posición como primera entidad en el uso de la banca móvil, con una cuota del 32,5% del ranking de Comscore. Destaca el crecimiento en servicios como Bizum, en el que CaixaBank es la entidad con más usuarios del mercado español con 3 millones de clientes registrados, una cuota del 22,7% y un crecimiento respecto al cierre de 2019 del 156%.

Asimismo, imagin, tras la presentación de una nueva estrategia y un nuevo concepto de aplicación para jóvenes, ha captado 400.000 nuevos clientes en el segundo semestre, lo que le ha permitido superar los 3 millones de usuarios registrados.

Los ingresos core se mantienen estables en el año (-0,1%) y aumentan un 2,8% en relación con el tercer trimestre

A pesar de la dificultad asociada al contexto económico actual, los ingresos core se mantienen estables en el año y se sitúan en los 8.310 millones de euros (-0,1%). En el cuarto trimestre, los ingresos core aumentan un 2,8% en relación con el trimestre anterior, impulsados por el buen comportamiento del margen de intereses, comisiones e ingresos por contratos de seguros, y un 1,7% en relación con el mismo trimestre del año anterior.

En el ejercicio 2020, el margen de intereses asciende a 4.900 millones, -1,0% respecto a 2019, básicamente, por la menor aportación de la cartera de renta fija y, en especial, por el descenso de los ingresos de los préstamos por una disminución del tipo de interés aplicado, vinculado en parte al incremento de la concesión de créditos ICO, a la reducción de los ingresos procedentes del crédito al consumo y al descenso de la curva de tipos. Efectos que han sido parcialmente compensados por un incremento del volumen en la cartera así como por las medidas establecidas por el BCE a finales del ejercicio anterior.

Los ingresos por comisiones se sitúan en 2.576 millones en el año (-0,9% respecto a 2019) y 671 millones en el cuarto trimestre (-3,3% respecto al mismo trimestre del ejercicio anterior) impactados por la disminución de la actividad económica. Respecto al tercer trimestre de 2020, el crecimiento es del 5,1%, apoyado en las comisiones por comercialización de seguros y la gestión del ahorro a largo plazo de los clientes.

Los ingresos derivados de la actividad de seguros de vida riesgo se sitúan en 598 millones de euros, con un sólido crecimiento del +7,5% respecto a 2019 y del +4,3% en relación con el trimestre anterior (+4,8% respecto al mismo trimestre del ejercicio anterior).

El epígrafe de ‘Otros ingresos y gastos de explotación’ recoge, entre otros, la contribución al Fondo de Garantía de Depósitos por importe de 243 millones y los ingresos singulares asociados al último earnout de SegurCaixa Adeslas (135 millones).

En la evolución interanual, también incide el registro en el cuarto trimestre de una provisión, con criterios conservadores, de 311 millones asociada a Erste Group Bank debido al impacto de la Covid-19 en el entorno económico y al alargamiento del escenario de bajos tipos de interés; y el registro de la plusvalía de 420 millones derivada de la venta parcial del 29% de la participación en Comercia. En el primer trimestre del año también se registraron 109 millones asociados a prejubilaciones. Asimismo, los resultados de 2019 estuvieron marcados por el impacto del acuerdo laboral (978 millones de euros).

Reducción del resultado de operaciones financieras y de participadas

En la evolución interanual del margen bruto (-2,3%) influye, esencialmente, la reducción del resultado de operaciones financieras y el resultado de participadas. El resultado de operaciones financieras se sitúa en 238 millones de euros (-20,1%). Su evolución viene marcada, en parte, por la mayor materialización de plusvalías en activos de renta fija en el ejercicio anterior.

Respecto a la cartera de participadas, los ingresos se reducen un 22,8%, hasta los 454 millones de euros. Por un lado, los ingresos por dividendos incluyen el dividendo de Telefónica y el de BFA por 100 y 40 millones de euros, respectivamente (104 millones y 46 millones en 2019). Por otro, los resultados de entidades participadas disminuyen un 27,9% respecto a 2019 por menores resultados de las participadas en el contexto económico actual, a excepción de SegurCaixa Adeslas que mejora significativamente su resultado anual y en especial el del cuarto trimestre en relación con el mismo periodo del año anterior, por menor siniestralidad y aspectos singulares en el contexto de la Covid-19.

Los gastos de administración y amortización recurrentes se reducen un 4% tras la gestión de la base de costes y menores gastos incurridos en el contexto de la Covid-19. Los gastos de personal decrecen un 4,6%, materializando ahorros asociados al acuerdo laboral de 2019 y las prejubilaciones de 2020, que compensan, entre otros, el incremento vegetativo. Los gastos generales también disminuyen un 3,9% en el año.

El esfuerzo en la reducción de costes, con una disminución interanual del 4%, superior a la reducción de los ingresos core (-0,1%), permite la mejora de la ratio de eficiencia core en 2,3 puntos porcentuales.

Volumen de negocio récord con un crecimiento del 7,8%

CaixaBank ha cerrado 2020 con el volumen de negocio (créditos+recursos) más alto de su historia: 659.332 millones de euros, con un crecimiento en el año del 7,8% (47.640 millones).

El crédito a la clientela bruto alcanza los 243.924 millones de euros con un crecimiento del 7,3% en el año (16.518 milones), como consecuencia esencialmente del aumento del crédito a empresas (16,6%) y al sector público (43,2%).

Los recursos de clientes ascienden a 415.408 millones de euros a 31 de diciembre de 2020 (8,1% en el año, 31.122 millones, y 2,7% en el trimestre), impulsados por el fuerte crecimiento de los depósitos a la vista (16,2% y 3,2% en el año y en el trimestre, respectivamente), en un contexto en el que las familias y las empresas han gestionado sus necesidades de liquidez.

Los activos bajo gestión se sitúan en los 106.643 millones de euros. Su evolución anual (4,2%) viene marcada, tras la caída de los mercados en la primera parte de 2020, por su progresiva recuperación a lo largo del año, en especial durante el último trimestre. Destacan asimismo las suscripciones netas positivas tanto en el año como en el trimestre.

El patrimonio gestionado en fondos de inversión, carteras y sicavs se sitúa en 71.315 millones de euros (4% en el año y 6,2% en el trimestre) y los planes de pensiones alcanzan los 35.328 millones de euros (4,7% en el año y 4,9% en el trimestre).

Solvencia y liquidez, en niveles óptimos por encima de las exigencias regulatorias

La ratio Common Equity Tier 1 (CET1) alcanza el 13,6%. La evolución anual de +161 puntos básicos recoge 32 puntos básicos por el impacto extraordinario de la reducción del dividendo con cargo al 2019, así como 55 puntos básicos por la aplicación del ajuste transitorio de la normativa IFRS9. El resto de la evolución acumulada se explica por 99 puntos básicos de variación orgánica, -15 puntos básicos por la previsión de dividendos del año y -10 puntos básicos de la evolución de los mercados y otros (+52 en el trimestre), que incluye, principalmente, el impacto de la venta parcial de Comercia y la provisión de la participación en Erste Group Bank.

La ratio Tier 1 alcanza el 15,7%. En el mes de octubre, se realizó una nueva emisión de 750 millones de instrumentos de AT1. Tras la emisión, el Grupo cubre totalmente el bucket de AT1, tanto en términos de requerimientos de Pilar 1 (1,5%), como la parte correspondiente de los requerimientos del P2R (0,28%). En relación con el requerimiento de MREL (22,7% de los APRs a 31 diciembre de 2020), a 31 de diciembre, CaixaBank cuenta con una ratio sobre APRs del 26,3%.

Respecto a la liquidez, los activos líquidos totales se sitúan en 114.451 millones de euros -la cifra más alta alcanzada por la entidad-, con un crecimiento de 25.024 millones de euros en el año debido principalmente a la generación y aportación de colaterales a la póliza del Banco Central Europeo.

El Liquidity Coverage Ratio del Grupo (LCR) a 31 de diciembre de 2020 es del 276%, mostrando una holgada posición de liquidez (248% LCR media últimos 12 meses), muy por encima del mínimo requerido del 100%.

Contención de la morosidad con una gestión adecuada del riesgo

La ratio de morosidad se reduce en el año hasta el 3,3% (-30 puntos básicos) y la ratio de cobertura se incrementa hasta el 67% (+12 puntos porcentuales en el año tras reforzar las provisiones). El coste del riesgo 12 meses se sitúa en el 0,75%.

Los saldos dudosos descienden 193 millones de euros en el año a pesar de la ralentización en la actividad de recuperación durante el inicio de la crisis sanitaria. Destaca la reducción en el trimestre por importe de 477 millones, con caída en todos los segmentos de riesgo como consecuencia de la actividad de recuperación, a la que se añade el impacto de ventas de cartera.

La cartera de adjudicados netos disponibles para la venta en España es de 930 millones de euros  (-28 millones de euros en 2020) y la ratio de cobertura es del 42% (+3 puntos porcentuales en el año). El total de ventas de inmuebles en 2020 se sitúan en los 443 millones.

Fuerte compromiso con los clientes y la sociedad para seguir apoyando la economía

Desde mediados de marzo, CaixaBank ha estado operativo en todo momento como proveedor de servicios esenciales, actuando con un grado de compromiso muy elevado con la sociedad y con sus clientes gracias al trabajo de los más de 35.000 empleados del Grupo. La entidad ha garantizado la financiación a empresas y particulares y sigue apoyando a los sectores más afectados por la pandemia.

Durante 2020, la entidad ha aprobado un total de 388.641 solicitudes de moratoria de sus clientes en España, con un importante descenso en el segundo semestre. Las moratorias afectan a una cartera de 11.097 millones de euros, un 5% del total de la cartera de crédito de CaixaBank. El 98% de las moratorias de crédito concedidas por el Grupo están al corriente de pago a cierre de 2020. Las moratorias de crédito al consumo vencieron, en su gran mayoría, durante el último trimestre.

Por otra parte, desde el inicio del estado de alarma, CaixaBank ha aprobado financiación al sector empresarial por 83.700 millones de euros, al margen de las líneas ICO, para paliar los efectos económicos de la pandemia en el tejido productivo. Además, desde el inicio de la comercialización de las líneas ICO COVID-19, CaixaBank ha concedido 184.814 préstamos por 12.640 millones de euros. El 76% del importe desembolsado corresponde a autónomos y pymes. Además, el banco social de CaixaBank, MicroBank, ha concedido un total de 26.854 préstamos por valor de 349,7 millones de euros destinados a paliar los efectos económicos de la Covid-19 a lo largo de 2020.

Desde que comenzó la crisis de la COVID-19, bajo el lema #ContigoMásQueNunca, CaixaBank activó un amplio paquete de medidas con el objetivo de atenuar los efectos económicos y sociales y, de esta forma, dar respuesta a las necesidades de los colectivos más afectados, como el anticipo de las prestaciones de desempleo y de suspensión temporal de empleo a 3,6 millones de personas; la condonación del alquiler de las viviendas de su propiedad a 4.800 familias y la colaboración con la Fundación “la Caixa” mediante, entre otras iniciativas, el programa de voluntariado de CaixaBank o las actividades del departamento de Acción Social de CaixaBank desarrolladas con presupuesto cedido por la Fundación “la Caixa”.

 La Junta General Extraordinaria de Accionistas aprueba la fusión con Bankia

El 17 de septiembre de 2020, los Consejos de Administración de CaixaBank y Bankia acordaron aprobar y suscribir el proyecto común de fusión por absorción de Bankia por CaixaBank con una ecuación de canje de 0,6845 acciones de CaixaBank por cada acción de Bankia. El canje se atenderá con acciones de nueva emisión de CaixaBank.

El proyecto común de fusión fue aprobado por amplia mayoría en las Juntas Generales de Accionistas de CaixaBank y de Bankia, que tuvieron lugar a principios de diciembre de 2020. El nombramiento de los nuevos consejeros para la etapa posterior a la fusión también fue aprobado por la junta general de CaixaBank.

El quorum alcanzado en las Juntas superó el 70% en el caso de CaixaBank y el 80% en el de Bankia. Ambas Juntas aprobaron los puntos del orden del día con un apoyo superior al 99% en todos ellos.

Se prevé que la fusión se materialice durante el primer trimestre del 2021 -sujeto a que se obtengan las autorizaciones regulatorias y administrativas correspondientes- y que la integración operativa entre las dos entidades se ejecute antes de finalizar 2021.

Como resultado de esta operación:

  • CaixaBank se convertirá en el banco de referencia en España con más de 20 millones de clientes, una cuota en créditos y depósitos del 25% y 24%, respectivamente, y superará los 664.000 millones en activos totales, un volumen que le convertirá en el banco de mayor tamaño del mercado doméstico.
  • La entidad alcanza una presencia geográfica equilibrada y diversificada, con la red de oficinas más extensa y especializada del sector. Y la voluntad de mantener la cercanía al territorio y la inclusión financiera que CaixaBank y Bankia siempre han demostrado. La entidad combinada tendrá presencia en alrededor de 2.200 municipios, y en 290 será la única entidad con representación.
  • La capilaridad de la red junto con las capacidades digitales –con 10 millones de clientes digitales en España– permitirán seguir mejorando la experiencia del cliente.
  • Se espera generar sinergias anuales de costes de alrededor de 770 millones y nuevos ingresos anuales de alrededor de 290 millones.
  • Los objetivos de solvencia de la entidad establecerán un buffer de entre 250 y 300 puntos básicos sobre el requerimiento regulatorio SREP, y una ratio CET1 de entre el 11,0% y el 11,5% sin considerar ajustes transicionales IFRS9.