Bruselas publica el contrato que cerró con AstraZeneca sin detalles de facturas y el calendario de entregas

Está previsto que la Agencia Europea del Medicamento publique este mismo viernes su recomendación sobre la vacuna

La Comisión Europea ha publicado este viernes el contrato que cerró con AstraZeneca en agosto del año pasado para la compra de hasta 400 millones de su vacuna después de haber recibido el visto bueno de la compañía farmacéutica. El documento publicado, sin embargo, contiene partes censuradas por tratarse de información confidencial, como "detalles de las facturas", así como otros datos por "razones de seguridad". De hecho, no incluye ningún dato sobre las dosis previstas para cada mes, es decir, el calendario de entregas. (Lea aquí el documento).

La publicación del contrato, firmado el pasado 27 de agosto, se produce debido a la disputa abierta que Bruselas mantiene con AstraZeneca por los problemas de producción y entrega de su vacuna a la UE y a unas horas de que la Agencia Europea del Medicamento (EMA) anuncie este viernes si da su visto bueno al medicamento.

En cuanto a la fabricación de las vacunas, el contrato estipula que la empresa debe hacer "esfuerzos razonables para producir las dosis iniciales que se distribuirán en la UE", así como los dos plazos para las entregas de las mismas (300 millones) una vez recibida la autorización de la EMA. El primero se fija en el primer trimestre de 2021, mientras que para el resto de entregas hay una fecha límite que se ha ocultado en la versión redactada del contrato. En cuanto al lugar de fabricación, el contrato estipula que AstraZeneca debe hacer, una vez más, "esfuerzos razonables" para producir la vacuna en sus fábricas de la UE y el Reino Unido.

También que podría fabricarla en sus instalaciones en otras partes del mundo "si es apropiado para acelerar el suministro de vacunas en Europa" y siempre y cuando AstraZeneca notifique a la Comisión el uso de las mismas. "Siempre hemos dicho que, de hecho, hay una serie de fábricas en el contrato con AstraZeneca y se prevé que éstas contribuyan al esfuerzo de AstraZeneca de entregar dosis a la UE", dijo en rueda de prensa el portavoz jefe de la Comisión Europea, Eric Mamer.

Si la compañía no puede cumplir con su intención de producir las vacunas en las instalaciones de la UE, la Comisión o los Estados pueden presentar a la empresa una lista de los fabricantes en suelo comunitario capaces de producir la vacuna y AstraZeneca debe hacer "esfuerzos razonables" para contratar a estas organizaciones para aumentar su capacidad de producción en la UE.

En el caso de que las vacunas acordadas no se entreguen, o se entreguen más tarde de las fechas pactadas (que aparecen censuradas en el texto que han acordado publicar la farmacéutica y la Comisión), la obligación de pago por parte de la Bruselas queda suspendida y sólo continuará cuando se completa la entrega.

En caso de disputa sobre el contrato, el mismo está sujeto a la legislación y la jurisdicción de Bélgica, país donde tiene su sede la Comisión Europea, mientras que la farmacéutica aparece en el documento domiciliada en Suecia.

El pulso UE-AstraZeneca

El contrato se ha hecho público después de que AstraZeneca anunciara el viernes pasado que sólo entregaría a la UE en el primer trimestre del 2021 un 25 % de las dosis pactadas. En la disputa con AstraZeneca, que ambas parte señalan se ha reconducido hacia la búsqueda de una solución "constructiva", Bruselas sugirió que el laboratorio estaba entregando a otros países, en referencia al Reino Unido, vacunas que la Comisión entiende que le corresponderían a la UE y acusó a la farmacéutica de ofrecer versiones contradictorias sobre sus problemas de producción.

Por todo ello, la Comisión ha diseñado un mecanismo "de emergencia" que presentará este viernes y que le permitirá a la UE controlar y, eventualmente bloquear, las exportaciones a terceros países de las vacunas contra la Covid-19 producidas en el territorio de la Unión Europea.

Este domingo, la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, mantendrá una reunión con los consejeros delegados de las empresas farmacéuticas con las que Bruselas ha firmado contratos de compra de vacunas por anticipado