La Generalitat burla al Supremo y libera a los presos golpistas para que entren en la campaña electoral

El Gobierno de Sánchez y el PSC de Illa callan ante el flagrante delito de prevaricación de la Generalitat

El Departamento de Justicia de la Generalitat ha vuelto a conceder el ‘tercer grado’ de semilibertad a los 9 presos golpistas del ‘procés’, a pesar de que el Tribunal Supremo suspendió el pasado 4 de diciembre una decisión igual con el argumento de que esta ‘libertad’ era ‘prematura’ a la vista de los años de condena de cárcel que quedan por cumplir a los golpistas condenados por el Alto Tribunal.

La decisión de la Generalitat es un acto de prevaricación y un desafío al Tribunal Supremo, que se espera sea recurrido por la fiscalía, y que busca que los golpistas presos salgan inmediatamente de la cárcel y puedan estar ya este fin de semana en los actos de la campaña electoral con su partidos políticos respectivos, ERC y JxC.

Todo ello mientras el Gobierno de Pedro Sánchez calla y su candidato del PSC, Salvador Illa, tampoco critica la grave decisión de la Generalitat, una vez que el PSC pretende formar con ERC un Gobierno de coalición. Y a sabiendas que el presidente Sánchez ha decidido indultar al colectivo de los golpistas condenados y presos, en pago por los apoyos parlamentarios de ERC a su investidura y a los PGE de 2021.

Estamos ante otro ataque del soberanismo catalán al Estado de Derecho que bajo el Gobierno de Sánchez está bajo mínimos en España y pendiente de la reforma del Poder Judicial con la que Sánchez pretende controlar la Justicia española, a pesar de las advertencias de la Comisión de la UE.

La decisión de la Generalitat es, por otra parte, la respuesta o la venganza de ERC y JxC por el empeño de Sánchez de celebrar las elecciones el 14-F y no admitir el aplazamiento al 30 de Mayo como pretendía el presidente en funciones de la Generalitat y dirigente de ERC, Pere Aragonés.

Al celebrarse los comicios catalanes el 14-F, Sánchez logra que los indultos a los golpistas no lleguen antes de las elecciones catalanas por lo que el líder de ERC, Oriol Junqueras, no podrá ser candidato a la Generalitat como esperaba que lo fuera Aragonés si las elecciones se celebraban el 30-M, porque en ese caso Sánchez no tendría excusa de tiempo para retrasar más los indultos.

Ahora Junqueras no puede ser candidato a la Generalitat, pero sí podrá estar en la campaña al menos este fin de semana, si el Tribunal Supremo vuelve a suspender el ‘tercer grado’ y además y como debiera abre diligencias por prevaricación en contra de los responsables del Departamento de Justicia de la Generalitat.

RELACIONADO