La juez acuerda la libertad condicional para el etarra Troitiño por razones humanitarias

El histórico dirigente de la banda, enfermo muy grave, no saldrá de prisión sin embargo hasta que la decisión se haga firme

La magistrada del Juzgado Central de Vigilancia Penitenciaria María de los Reyes Jimeno Gutiérrez ha acordado la libertad condicional para el histórico dirigente de ETA Antonio Troitiño, que no se hará efectiva hasta que esta resolución sea firme.

La decisión se adopta dos semanas después de que el juez de Vigilancia Penitenciaria José Luis Castro concediera la progresión de su grado penitenciario al tercer grado por "razones humanitarias y dignidad personal" debido a la enfermedad de gravedad que padece". Asimismo incoó expediente de libertad condicional.

Ahora, la juez Jimeno Gutiérrez ha aprobado la propuesta elevada por la Junta de Tratamiento del Centro Penitenciario de Estremera conforme al artículo 196.2 del Reglamento Penitenciario que establece que se elevará expediente de libertad condicional cuando, "según informe médico, se trate de enfermos muy graves con padecimientos incurables".

"Cuando los servicios médicos del Centro consideren que concurren las condiciones para la concesión de la libertad condicional por esta causa, lo pondrán en conocimiento de la Junta de Tratamiento, mediante la elaboración del oportuno informe médico", añade dicho artículo.

En este sentido, la magistrada acuerda la libertad condicional para Antonio Troitiño por el tiempo que le falta para cumplir condena y una vez satisfecha ésta comenzará a cumplir la medida de libertad vigilada.