Los 'Hispanos' no se guardan nada ante Hungría (36-28) y se cruzarán con Noruega en cuartos

España se clasifica como primera de grupo tras un encuentro más cómodo de lo previsto

La selección española masculina de balonmano jugará ante Noruega los cuartos de final del Mundial que se está disputando en Egipto después de ganar este lunes a Hungría por 36-28 y clasificarse como primera de su grupo de la Ronda Principal, tras un encuentro más cómodo de lo previsto por las reservas de su rival.

El central Máté Lékai, el pivote Bence Bánhidi y el portero Roland Mikler, tres de los mejores jugadores en el torneo del equipo húngaro, más el extremo español Pedro Rodríguez, no se vistieron para este duelo y sus compañeros lo notaron ante una campeona de Europa que no se guardó nada y que se lanzó a por el triunfo desde el principio.

El combinado nacional, que ya había 'descansado' ante Uruguay, dominó sin excesivos problemas y ya al descanso amasaba una buena ventaja que no se llegó a ver inquietada en ningún momento por parte de los de Istvan Gulyas, que se terminaron de desconectar definitivamente al inicio de la segunda mitad y dejaron vía libre hacia una primera plaza que medirá a España contra la actual subcampeona mundial. Dentro una buena actuación colectiva, sobresalieron de nuevo Gonzalo Pérez de Vargas y Ferran Solé, autor de 8 goles sin fallo.

La selección española comenzó muy sólida y dominó desde el principio, apoyado en la dirección de Raúl Entrerríos, que le permitió no cometer pérdidas ante el 6-0 magiar, y un gran acierto en ataque, sólo minimizado por unos malos minutos en el ecuador. Así, con la primera línea acertada y haciendo daño, el equipo de Jordi Ribera abrió la primera brecha interesante tras un gol de Maqueda (7-2, min.9).

Hungría acusaba la falta de sus piezas importantes y no era capaz de coger ritmo ofensivo, pero entonces tuvo la ayuda de su rival, que en una inferioridad cometió tres pérdidas seguidas que supusieron tres tantos sin portero para equilibrarlo todo de nuevo (7-7), una situación que no descentró a los 'Hispanos'.

La campeona de Europa cortó esa 'herida' ofensiva y las cosas volvieron al guión establecido desde el inicio. Ferran Solé anotó tres de sus ocho goles de la primera mitad de forma consecutiva, dos al contragolpe, para castigar la irregularidad en ataque del combinado húngaro, demasiado errático y donde solo Baloth (5 goles) dejaba destellos. España se disparó en el marcador (20-12) y llegó al descanso con el duelo bien encarrilado (21-14).

Sin embargo, el inicio de la segunda mitad auguró más dificultades para los de Jordi Ribera. Los 'Hispanos' comenzaron 'dormidos' en ataque y Hungría amagó con volver a meterse en el encuentro (21-16), aunque fue un espejismo, por culpa principalmente de Pérez de Vargas.

El portero toledano ya había estado notable en los primeros 45 minutos, pero elevó su nivel hasta la matrícula de honor en los segundos y acabar con 17 paradas de 40 lanzamientos. Su equipo le acompañó con un demoledor parcial de 7-0 (28-16) y Hungría ya se rindió. El marcador se fue por encima de la decena de goles y la campeona de Europa bajó el pistón pensando en su primer duelo 'a vida o muerte' del miércoles.

RESULTADO: HUNGRÍA, 36 - ESPAÑA, 28 (21-14, al descanso).

ESPAÑA: Pérez de Vargas (P), Corrales (P); Entrerríos (2), Sarmiento (1), Maqueda (4), A.Dujshebaev (-), Cañellas (2), Morros (-), D.Dujshebaev (1), Solé (8), Gómez (7, 3 de pen), Fernández (3), Ariño (2), Figueras (1), Guardiola (2) y Marchán (3).

HUNGRÍA: Szekely (P), Borbely (P); Topic (1), Balogh (5, 2 de pen), Gyori (5), Nagy (2), Rosta (2), Sunajko (4), Mathe (1 de pen), Szita (2), Ancsin (4), Bodo (-), Hornyak (1) y Hanusz (1).

PARCIALES CADA 5 MINUTOS: 4-2, 7-3, 9-8, 13-10, 17-11, 21-14 --descanso-- 21-16, 25-16, 28-16, 30-19, 31-24 y 36-28.

ÁRBITROS: G.Nachevsky y S.Nikolov (MCD). Excluyeron dos minutos a Nagy, Mathe, Topic y Gyori, por Hungría, y a Maqueda (2), Cañellas, D.Dujshebaev y Morros, por España.

PABELLÓN: New Capital Sports Hall.